Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El bofetón de Podolski al capitán Ballack pasa a la justicia alemana

EFE EFE

El bofetón que el internacional alemán Lukas Podolski le asestó al capitán de su selección, Michael Ballack, en el partido contra Gales, ha pasado a ser materia de la justicia germana.

La fiscalía de Colonia abrió sumario, ante la demanda presentada por una persona cuya identidad no se ha revelado, por agresión física contra el capitán de la selección alemana. Con ello se entra en un nuevo capítulo de ese feo episodio, que los propios interesados y el seleccionador, Joachim Löw, trataron de zanjar rápidamente al dar por buena la disculpa presentada a posteriori por Podolski. El incidente ocurrió el primero de abril, en el partido de eliminatoria para el Mundial de 2010 entre Alemania y Gales, que se saldó con victoria de los de Ballack por 2-0.

La "jugada" más destacada, y más repetidamente reproducida por los medios alemanes, fue el bofetón en la cara que en un momento le plantó Podolski al capitán, ante la estupefacción del propio Ballack y resto del equipo. Ballack le había llamado la atención invitándole a "moverse", a lo que el impetuoso Podolski reaccionó de mala manera. El incidente continuó con un par de empujones entre ambos internacionales, hasta el punto que el resto de compañeros acudieron a separarlos.

Tras el partido, Löw respaldó a su capitán y recordó que lo único que éste había hecho era transferir al jugador sus órdenes. Podolski se disculpó, pagó 5.000 euros que se destinarán a campañas de juego limpio y el asunto se dio por zanjado. Nadie estaba interesado en que el caso adquiriera mayor dimensión, pocos meses después del revuelo causado por la presunta indisciplina del capitán, por una críticas al seleccionador, a lo que siguió un largo tira y afloja hasta que Ballack pidió disculpas.

De prosperar la demanda, presentada en Colonia por ser el lugar de residencia del agresor, no podrán enterrar el asunto del bofetón con tanta rapidez. La propia fiscalía ha admitido la demanda con escepticismo y dudas acerca de si la competencia no sería de los colegas galeses, ya que el "lugar de los hechos" fue el estadio de Cardiff.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información