Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cesc y su Arsenal acabaron con el Villarreal

L. Campeones: Arsenal 3-0 Villarreal
EFE - Londres EFE - Londres

Un Arsenal tremendamente ofensivo se metió hoy por derecho propio en las semifinales de la Liga de Campeones de fútbol tras desbaratar con un contundente 3-0 a un Villarreal que acabó con diez jugadores, que se mostró torpe y sacó a relucir en el Emirates flaquezas defensivas poco habituales.

Coordinación, eficacia y método. El Arsenal de Cesc compensó ante su hinchada la aguda crisis que hizo mella en su zaga, optando por un planteamiento cien por cien ofensivo que apenas dejó respirar al bloque amarillo y superó su muro de contención.

El Villarreal, un club que tenía mucho que ganar esta noche, echó de menos -muchísimo- a sus dos grandes ausentes: el internacional Santi Cazorla y el organizador Marcos Senna, dos de los campeones continentales con España en la última Eurocopa. Y ni siquiera el recuerdo de su dolorosa eliminación de semifinales hace tres años, con un dramático penalti de Riquelme, logró empujar a este equipo.

Wenger optó por los servicios de Emmanuel Eboue en el lateral derecho y se decantó por Alex Song en lugar del brasileño Denilson en el medio campo. Espíritu deportivo ante todo: la afición "gunner" dedicaba una gran ovación a un ex pupilo de Wenger, el francés Robert Pires, en el once inicial de Mauricio Pellegrini.

Los primeros minutos fueron una nebulosa para el Villarreal. Claramente, el equipo londinense superaba a sus visitantes.
El Arsenal presionó, atacó sin descanso, acaparó el balón en el primer acto y protagonizó los momentos más claros de peligro.

La presencia de Cesc, capitán del once británico, azuzaba a sus compañeros. El internacional español colocó un balón a los pies de Adebayor para que el togolés se internara en los feudos de Diego López. El Villarreal no reaccionaba y a ese amago le siguió otra acción del holandés Robin Van Persie con otro centro a puerta que atajó de nuevo el meta amarillo.

Un error del capitán, el argentino Gonzalo Rodríguez, por poco le cuesta el gol a un Villarreal, cuando el español despejó mal un remate del inglés Theo Walcott a pase de Van Persie. Y así siguió sin tregua una primera mitad en la que el Villarreal siguió un guión torpe y en el que enlazaba negligencias absurdas.

Ficha técnica:

3 - Arsenal: Fabianski; Eboué, Touré, Silvestre, Gibbs; Walcott (Denilson, m.74), Song, Cesc, Nasri; Van Persie (Diaby, m.74) y Adebayor (Bendtner, m.83).

0 - Villarreal: Diego López; Ángel, Godín, Gonzalo, Capdevilla; Cani (Jordi Pablo, m. 72), Eguren, Bruno (Nihat, m.64), Pires, Matías Fernández (Ibagaza, m.64); y Rossi.

Goles: 1-0, Theo Walcott, m.11. 2-0, Adebayor, m.60; 3-0, Robin Van Persie, de penalti, m.69.

Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania). Sacó tarjeta amarilla a Mikael Silvestre, del Arsenal y a Eguren -en dos ocasiones, por lo que fue expulsado, en el minuto 67; Cani y Godín, del Villarreal.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda vuelta de la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Emirates, en Londres, ante 59.233 espectadores.

El primer gol llegó en el décimo minuto, en una gran combinación local que Cesc prolonga de tacón para que Walcott, de vaselina, lograse el 1-0.

Las ocasiones que se le presentaron al Villarreal no las aprovechó. Un lanzamiento de falta del chileno Matías Fernández se fue directa a las manos del polaco Fabianski.

El Villarreal encadenaba errores poco frecuentes en este equipo; le fallaba la defensa, Gonzalo se desbarataba, el uruguayo Diego Godín tampoco estaba fino y aunque parecía que la formación de Pellegrini recuperaba terreno a la media hora, las ocasiones las generaba el Arsenal.

El "submarino" necesitaba una dosis de creatividad. En la recta final del primer tiempo empezó a coordinar pases y por fin restó dominio a la formación de Wenger.

La mejor ocasión -malgastada- llegó en el minuto 45, con un lanzamiento de esquina de 'Mati-gol' que remató Godín pero que salió por encima del larguero.

El descanso sentó bien al Villarreal. Al campo saltó un once diferente al del primer tiempo. Destacó la presencia del galo Robert Pires, que empezó a imprimir su huella, a pedir el balón y ordenar las jugadas.

Pero otra vez fueron los "gunners" los que movieron el marcador con un remate del altísimo Adebayor a pase de Van Persie, que supuso el dos a cero.

La situación tan sólo empeoró para el Villarreal cuando el árbitro alemán, Wolfgang Stark generó polémica al pitar un más que dudoso penalti a favor del Arsenal por una entrada de Godín a Walcott.

La protesta de los amarillos le costó muy cara a Eguren, que fue expulsado, por doble amonestación, en el 67, dejando en inferioridad numérica a la escuadra de Pellegrini.

Convirtió el penalti Van Persie, que sentenció de esta forma el partido y la eliminatoria, metiendo al Arsenal en semifinales, en las que se cruzará con el Manchester United, que ganó (0-1) en su visita a Oporto.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información