Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Moratti denuncia cánticos racistas contra Balotelli en el Juventus-Inter

  • FÚTBOL-ITALIA
FÚTBOL-ITALIA
EFE EFE

El partido Juventus-Inter (1-1) de la última jornada de Liga ha generado una polémica entre los dos clubes, después de que el presidente del equipo milanés, Massimo Moratti, haya denunciado los cánticos racistas que se oyeron en el estadio contra su delantero Mario Balotelli, informan hoy medios locales.

Moratti, en declaraciones que hoy publica el diario "La Gazzetta dello Sport", aseguró que de haber estado presente en el estadio habría "bajado al campo y retirado al equipo" como protesta frente a los insultos racistas. Además, se lamentó de que "nadie ha pedido perdón" por lo sucedido en el campo, y consideró que el Juventus debería excusarse ante Balotelli, de raza negra.

El presidente interista aseguró que lo que más le dolió fue ver que estos cánticos "se hicieron en todo el estadio, con una convicción tal que parecía que había orgullo y felicidad al cantarlos", así como "los comentarios de los medios", que en su opinión fueron "blandos, por no decir absolutorios".

"He escuchado continuas críticas en directo y en diferido a Balotelli, por lo que hacía en el campo. Yo, sin embargo, estoy convencido de que Mario, continuamente provocado, ha tenido un comportamiento muy cívico y ha demostrado madurez", agregó.

Sin embargo, el portero del Juventus, Gianluigi Buffon, señaló que piensa que "se trataba más de cánticos ofensivos, de mofa, y no racistas", y puntualizó que los futbolistas deben "estar atentos para no instigar al público" con su comportamiento, en unas declaraciones recogidas hoy por los medios italianos.

Sin embargo, subrayó que los cánticos racistas "están mal, a priori". El presidente del Juventus, Cobolli Gigli, comunicó la posición oficial del club al condenar los cánticos racistas contra Balotelli y decir que no hay "coartadas o justificaciones para tales actitudes". "Episodios como éstos son inaceptables", añadió.

Según los diarios italianos, el juez deportivo de la Liga de fútbol italiana, Giampaolo Tosel, decidirá mañana si impone una sanción al club turinés por estos incidentes. La última sanción por gritos racistas en un estadio fue impuesta, el pasado 3 de marzo, al Roma, que tuvo que pagar 8.000 euros por los insultos proferidos por sus seguidores contra el propio Balotelli, en un partido contra el Inter.

Asimismo, la Policía italiana ha puesto en marcha una investigación sobre los hechos, a través de la División de Investigaciones Generales y Operaciones Especiales (DIGOS) de Turín.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información