Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Eliminación en la Libertadores desata una crisis en el River Plate

  • FÚTBOL-ARGENTINA
FÚTBOL-ARGENTINA
EFE EFE

La eliminación en la Copa Libertadores ha desatado una crisis en el River Plate, cuando aún no se han curado las heridas que provocaron en el club el último puesto en el torneo Apertura argentino de 2008 en la peor campaña de su historia. El regreso de los jugadores a Buenos Aires procedentes de Paraguay, donde el equipo cayó derrotado por el Nacional (4-2), se produjo en medio de amplias medidas de seguridad en el aeropuerto por temor a que los hinchas los agredieran.

El entrenador Néstor Gorosito, que se manifestó "impotente y avergonzado" por la eliminación en la fase de grupos de la competición continental, dispuso que la plantilla quedara concentrada esta misma noche para el partido del domingo con el Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Los opositores al presidente riverplatense, José María Aguilar, han puesto el grito en el cielo por las "humillaciones" sufridas por el equipo en los últimos meses y por la "falta de proyecto" en la centenaria entidad. El candidato de la oposición a la presidencia del River Rodolfo D'Onofrio dijo que "lo sucedido en Paraguay duele mucho pero lamentablemente no sorprende" al asegurar que "este nuevo fracaso no es casualidad sino causalidad".

"La administración de Aguilar ha fichado a 107 futbolistas en siete años y los resultados son éstos: una plantilla devaluada y un equipo humillado en los campos de juego", afirmó. "Estoy indignado con River", dijo hoy Norberto "Beto" Alonso, uno de los máximos ídolos de la afición riverpatense, figura del equipo en los años setenta y ochenta.

"Causa indignación que el equipo pierda con este tipo de rivales (el Nacional estaba eliminado antes del encuentro) y que sea colista. No hay jugadores pensantes ni pícaros. También estoy preocupado por el destino del fútbol argentino", dijo el ex futbolista.

"Era sabido que River iba a caer así. River no tiene nada, no tiene equipo desde el año 2001, el último fue con Manuel Pellegrini como entrenador, al que le tengo un profundo respeto", comentó.

"La camiseta de River no es para cualquiera. Con todo respeto, hay jugadores que son para River y otros que no, que son para Banfield o Lanús. Cuando algunos se ponen la camiseta de River parece que tienen colgada un ancla", indicó. "He visto caer a monstruos cuando se pusieron esa camiseta. La de River pesa una barbaridad y algunos se ponen contentos si van al banco", afirmó. El River Plate está a seis puntos de distancia del líder del torneo Clausura, Vélez Sarsfield, cuando quedan en juego 27.

Fuentes cercanas al equipo dijeron que en un entrenamiento efectuado por el equipo este viernes por la mañana en Asunción, antes de regresar a Buenos Aires, Gorosito dijo a los jugadores que "ahora el desafío es ganar el Clausura. Cueste lo que cueste, porque de lo contrario el barco se hunde".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información