Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robredo impone su fuerza mental y Feliciano su efectividad

  • TENIS-ROMA
TENIS-ROMA
EFE EFE

La lluvia que destrozó hoy el desarrollo de la segunda jornada del Masters 1000 de Tenis de Roma trajo buenos y malos resultados para los españoles en el torneo, donde Tommy Robredo supo imponer su fuerza mental ante el ruso Marat Safin, y Feliciano López su efectividad ante el brasileño Thomaz Bellucci.

Pero Marcel Granollers y Daniel Gimeno-Traver dijeron adiós en este torneo, dotado con 2,75 millones de euros, que acaba el domingo, y en el que de momento el tenis español tiene a cinco representantes en segunda ronda, entre ellos el máximo favorito, Rafael Nadal, número uno del mundo.

A Nadal le acompañan los recién incorporados Robredo (17) y Feliciano López, así como Fernando Verdasco (8), clasificado directamente para segunda ronda en calidad de sexto cabeza de serie del torneo, así como Albert Montañés (33), que ayer ganó su partido y está a la espera de poder enfrentarse al serbio Novak Djokovic, el tercero en la ATP.

Sea como fuere, el torneo romano avanza poco a poco, muy despacio, por culpa de la lluvia que no deja de caer sobre la capital italiana y que hoy provocó dos interrupciones, además de un retraso. Y esto, según las previsiones meteorológicas, puede seguir así hasta mañana por la tarde.

Robredo supo aprovechar hoy una tregua de las nubes para concretar su partido ante Safin, el número 20 del mundo, encuentro en el que comenzó perdiendo y que supo remontar a partir del segundo set ante un rival muy nervioso.

El resultado final de 2-6 7-6 (5) y 6-2 da muestras del vuelco que pegó el partido con un Safin totalmente desconectado al final del enfrentamiento, que tuvo 4-1 de ventaja en el segundo set, y que estuvo a dos puntos de su victoria en el desempate.

"He comenzado un poco lento en el partido, pero después en el tercer set sabía que si era fuerte mentalmente podía ganar", afirmó el propio Robredo en una rueda de prensa posterior al encuentro, en la que reconoció que una de las claves del partido estuvo en el momento en el que Safin no aprovechó su oportunidad de ganar.

Sobre la pista 1 del Foro Itálico de Roma, Safin supo encarrilar el partido con una aparente facilidad en los primeros compases con un juego de golpes certeros y saques fuertes, al que el español, decimotercer cabeza de serie del torneo, no pudo encontrar la medida hasta el final del segundo set.

Fue entonces cuando Robredo resurgió de sus cenizas y se terminó de meter en el partido, lo que provocó los nervios del rival, quien en varias ocasiones demostró su rabia al arrojar la raqueta al suelo.

Feliciano fue más resolutivo y en una hora y 22 minutos liquidó al brasileño Thomaz Bellucci, por 6-4 y 6-2, y ahora se medirá con el vencedor del encuentro entre el francés Florent Serra y el checo Radek Stepanek.

Peor suerte corrió Granollers, número 97 del mundo, quien perdió ante el sueco Robin Soderling, 27, por 6-3 y 6-0 en poco más de una hora.

Las cinco bolas de rotura de saque que supo aprovechar el sueco frente a la única que materializó el español fueron una muestra de la superioridad que Soderling demostró sobre la pista y que llevaron a Granollers a caer eliminado sin demasiada oposición.

Eliminado quedó también su compatriota Daniel Gimeno-Traver, número 79 mundial, quien perdió hoy ante el ruso Mijail Youzhny, 67, por 7-5 6-4.

Esta derrota se fraguó en su mayor parte ayer, pues el encuentro, aplazado por la lluvia, hoy sólo disputó su último juego, el definitivo.

El mal tiempo se ha convertido en el protagonista del Masters de Roma, pero esas malas condiciones atmosféricas, según Robredo, no dificultarán el juego de los tenistas españoles, dispuestos a devolver el cetro del torneo romano a un jugador de España, racha que se rompió con la victoria de Djokovic el año pasado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información