Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Brasil invade con cinco equipos y Palermo devuelve la ilusión al Boca

Copa Libertadores
EFE EFE

Brasil invadió con sus cinco equipos los octavos de final de la Copa Libertadores, fase a la que se metieron representantes de nueve países, incluidos los dueños de 20 de los 49 títulos disputados, y en la que el Boca Juniors hoy elevó el valor de sus acciones gracias a la vigencia goleadora de Martín Palermo.

La fase de grupos, decepcionante para Argentina al perder en el camino al River Plate, el San Lorenzo y el Lanús, resultó a la postre menos dramática con la clasificación de Estudiantes de La Plata y, fundamentalmente, con el avance arrollador de Boca Juniors gracias a la obtención de quince de los dieciocho puntos posibles.

El conjunto 'xeneize', ganador de los títulos de 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007, recobró protagonismo en la edición 50 de la Libertadores con su goleada de hoy por 3-0 al Deportivo Táchira en una noche histórica en la que Palermo marcó dos, llegó a 200 en su equipo, completó veintidós en sus participaciones en el torneo continental y se asomó con cuatro en la actual lista de cañoneros.

Estudiantes, dueño de las ediciones de 1968, 1969 y 1970, terminó su campaña como el segundo entre los ocho mejores segundos clasificados, razón por la cual enfrentará en la tercera fase al Libertad paraguayo, el séptimo entre los primeros clasificados. El desempeño del Boca Juniors le dejó como el segundo entre los mejores de los ocho grupos y rompió una hegemonía de los equipos brasileños, protagonistas en la instancia que terminó hoy con puntuaciones superlativas sobre dieciocho posibles.

Los brasileños, líderes

En todos los grupos que hubo equipos brasileños, éstos terminaron como líderes, a excepción del 1, donde hicieron el 1-2. El único equipo brasileño que debió sufrir y esforzarse al máximo para seguir en carrera fue el Palmeiras, campeón de la edición de 1999, pero como premio tuvo el miércoles una noche épica al vencer al Colo Colo por 0-1 con diez jugadores y gracias a un soberbio gol de Cleiton Xavier a los 86 minutos.

El Gremio, dueño de la Libertadores en 1995 y 1983, fue el mejor de los 16 clasificados al alcanzar 16 enteros, por lo que se las verá con los peruanos de la Universidad de San Martín, la formación de desempeño más discreto de las involucradas en la nueva fase.

Con trece unidades terminaron el Sao Paulo (campeón en 1992, 1993 y 2005) en el cuarto puesto, en el quinto el Cruzeiro (que imperó en 1976 y 1997), y en el sexto el Sport Recife, sin duda, la formación revelación de la copa. La hegemonía de los brasileños, el único país que clasificó a todos sus representantes, la rompieron en los primeros lugares, además del Boca, el Nacional Uruguayo, dueño de los títulos de la Libertadores en 1971, 1980 y 1988.

El Nacional llegó hoy a catorce unidades, resultó ser el tercero entre los mejores y se enfrentará al San Luis mexicano, que como las Chivas, no tienen estadio para jugar sus partidos de local debido al temor al contagio de la Gripe AH1N1. Los líderes de los ocho grupos tendrán como próximo rival a los segundos clasificados en secuencia inversa: es decir, el mejor enfrentará al de más discreto desempeño, el segundo al penúltimo y así sucesivamente.

El paso a la tercera instancia del torneo resultó negado para los equipos de Bolivia y Colombia, en tanto que Perú apenas pudo matricular a la Universidad de San Martín. Los dos equipos bolivianos, Aurora y Universitario de Sucre, no ganaron un solo partido en sus seis presentaciones respectivas. El Universitario apenas rescató dos puntos. En la primera fase, que dio ingreso al Palmeiras, en tanto que el Real Potosí boliviano fue avasallado en ambos partidos de esa eliminatoria.

Chile tenía todo para clasificar a sus tres representantes pero en una noche de miércoles desastrosa, el Everton y el Colo Colo dejaron escapar la clasificación jugando en casa. Irónico, pues la Universidad de Chile, con todo en su contra, alcanzó la plaza en octavos de final jugando en los pagos del Aurora boliviano.

Colombia desapareció en 2009 del mapa futbolístico de clubes en América al perder sus tres equipos el tren rumbo a la tercera fase, una situación que no se vivía desde la edición de 1984. El Boyacá Chicó fue apabullado en la sexta jornada por el Gremio, el Independiente Medellín cedió el boleto al Defensor Sporting en una forma increíble: en los últimos segundos de un partido en Montevideo que empataba 3-3 (el resultado que le favorecía) y que perdió por 4-3. Y el América de Cali arrojó la toalla en la tercera jornada, pese que hasta la quinta tuvo opciones claras de avanzar.

Liga de Quito, campeón de la Copa Libertadores de 2008, fue un fiasco: ganó uno de sus seis partidos, tuvo una de las peores defensas al encajar 13 goles y se despidió con una derrota humillante en su cancha ante el Sport Recife (2-3) en un compromiso que terminó sin opciones de clasificar y con nueve jugadores.

Sacó la cara por los equipos ecuatorianos el Deportivo Cuenca, el mejor segundo entre los clasificados, gracias al olfato goleador del brasileño Rodrigo Teixeira, que con seis goles ha igualado a su compatriota Keirrison, y quedan en mejor posición para disputar el título dado que el paraguayo Jorge Núñez quedó eliminado con su equipo tras marcar siete.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información