Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Shakhtar y Bremen, a la final de la UEFA

  • Ambos fueron merecedores de jugarse el título
Se impusieron a Dinamo y Hamburgo
EFE - Ucrania EFE - Ucrania

El Shakhtar Donetsk superó al Dinamo de Kiev (2-1) en el partido de vuelta de la semifinal de la Copa de la UEFA, resultado que unido al empate cosechado en la capital ucraniana hace una semana le permite sellar el primer billete en juego para la final de la Copa de la UEFA que se disputará el próximo 20 de mayo en Estambul.

A pesar de haberse adelantado gracias a un gol tempranero de Jadson, el conjunto de Donetsk tuvo que pelear hasta el último minuto para conseguir el pase a la final. La relajación permitió la igualada y sólo un gol en el 89 de Ilsinho permitirá al Shakthar disputar su primera final europea.  

Los de Mircea Lucescu salieron decididos a por la eliminatoria, pero pronto cayeron en la complacencia y cedieron la iniativa al Dinamo. Y es que al cuarto de hora, el conjunto 'minero' ya se había adelantado gracias a la sutileza de Jadson. El brasileño resolvió una jugada confusa en el área con un preciso remate de primeras con el interior frente al que no pudo hacer nada Bogush.

CONSERVADURISMO LOCAL

Con todo a su favor, el Shakhtar cometió el error de refugiarse atrás, satisfecho de su botín. Permitió que el Dinamo se creciera, y confió su suerte a una defensa que no dio grandes muestras de seguridad. El equipo de la capital no acumuló mayores méritos, pero sí dispuso de grandes oportunidades, como el gol anulado a Vukojevic por fuera de juego tras un saque de falta.

Tanto concedió el Shaktar que hasta lo hizo con el empate. El Dinamo de Kiev pareció contagiarse del juego asociativo de sus rivales brasileños y recién iniciada la segunda parte hiló una gran jugada en tres cuartos de cancha que culminó Bangoura tras un pase al hueco de Aliyev. El ariete guineano se plantó sólo ante Pyatov y, con la calma necesaria, definió por alto.

El tanto obligó a reaccionar a los de Lucescu. Sabedores de su superioridad con el balón en su poder, los 'mineros' se hicieron con el control del partido y dominaron al bloque de Yuri Semin, que perdió la claridad de la que había disfrutado hasta entonces.

EL DINAMO APOSTABA POR LA PRÓRROGA

El Dinamo de Kiev dio por bueno un empate que mandaba el partido a la prórroga, pero finalmente se impuso el deseo del Shakhtar. Tras una apertura a la banda izquierda, Ilsinho encaró a su par, se abrió hacia el centro y disparó al segundo palo para darle la victoria y el pase a la final al Shakhtar Donetsk.

La del 20 de mayo será la primera final europea para el equipo 'minero'. Allí esperará al vencedor de la eliminatoria que jugarán Hamburgo y Werder Bremen. En el partido de ida se impusieron los de Martin Jol por 0-1, por lo que afrontan la vuelta en casa con todo a su favor para meterse en la final de Estambul.


 

Diego y Pizarro meten al Bremen en la final

El Werder Bremen, guiado por el acierto del brasileño Diego y del peruano Claudio Pizarro, derrotó a domicilio por 3-2 al Hamburgo y se clasificó a la final de la Copa de la UEFA, en la que no podrá contar con Diego, su estrella brasileña, que vio una tarjeta amarilla que lo aparta del partido de Estambul.

La tarjeta para Diego, producto de una escaramuza con su compatriota Alex Silva, agua un poco la fiesta del Bremen tras un partido que tuvo momentos dramáticos y que no se decidió hasta el pitido final.

Ficha técnica:

2 - Hamburgo; Rrost; Demel (Boateng, m.65), Gravgaard, Mathijsen, Jansen (Aogo, m.77); Alex Silva (Benjamin, m.72), Jarolim; Trochowski; Pitroipa, Olic; y Petric.

3 - Werder Bremen: Wiese; Fritz, Naldo, Mertesacker (Prödl, m.54), Böhnisch; Baumann; Frings, Özil; Pizarro (Niemeyer, m.90) y Rosenberg (Almeida, m.63).

Goles: 1-0: m.12: Olic, 1-1: min 29: Diego, 1-2: min 64: Pizarro, 1-3: min 84: Baumann, 2-3: min 85:, Olic.

Arbitro: Franck de Bleeckere (Bélgica) amonestó a Alex Silva, Jarolim, Diego, Naldo, Almeida.

Incidencias: partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones disputado en la AOL Arena de Hamburgo

El encuentro estuvo marcado desde el comienzo por la agresividad de los dos equipos, que en ocasiones se situaron incluso al margen del reglamento en las luchas por el balón, y a medida que fueron pasando por minutos fueron presentándose ocasiones de gol para ambos conjuntos.

La primera clara la tuvo el Bremen, poco después del minuto 10, con un cabezazo de Pizarro que pasó por encima del larguero. Sin embargo, casi a vuelta de correo el Hamburgo logró abrir el marcador.

La jugada del gol se originó con una pérdida de balón de Pizarro ante Mathijsen en el centro del campo, el jugador holandés avanzó unos metros antes de meter un pase, entre los dos centrales del Bremen, al croata Ivica Olic que entró al área y definió con serenidad ante la salida de Tim Wiese.

Tras el gol del Hamburgo, los papeles de los dos equipos en el campo se definieron con claridad. El Bremen tenía el balón y atacaba mientras que el Hamburgo se defendía y, de cuando en cuando, se sacudía generando ocasiones de contragolpe.En una de ellas, en el minuto 27, Wiese salvó al Bremen del segundo con una buena parada ante Olic

El empate llegó en el 29 a través de Diego que definió dentro del área, tras una excelente combinación con Pizarro, una jugada que habían iniciado los dos sudamericanos en tres cuartos de cancha. En el un 38, un disparo en el larguero de Diego estuvo a punto de convertirse en el segundo del Bremen.

En la segunda parte, el Hamburgo empezó a hacer más por el ataque y las posibilidades de gol siguieron acumulándose y en el 64 Pizarro encarriló la clasificación del Bremen con un disparo desde unos 25 metros, que sorprendió al meta Frank Rost.

Sin embargo, el Bremen no le debe la victoria sólo a los goles de Diego y Pizarro, ni al tercero que a la postre decidió la eliminatoria en el 84 marcado por Franck Baumann, sino también a las paradas de Wiese. En el 72, por ejemplo, el arquero alemán reaccionó bien ante un remate de Alex Silva que llevaba sello de gol

El partido parecía sentenciado tras el gol de Baumann pero el Hamburgo, al que le bastaba el empate, volvió al partido con un gol de Olic en el 85 y estuvo apretando los minutos finales de manera que el Bremen no se hubiera podido quejar de haberse quedado fuera de la final.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información