Ir a versión clásica Ir a versión móvil

United e Inter pueden cantar hoy el alirón

  • Premier y Serie A, casi decididas
Premier y Serie A, casi decididas
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

El encuentro que disputará este sábado el Manchester United, finalista con el Barcelona en la "Champions", ante el Arsenal de Cesc en Old Trafford será la cita definitoria de la próxima jornada liguera, que afrontará el Liverpool pendiente de recuperar a Xabi Alonso y con esperanzas, todavía, de remontar al líder.

El United, que cerró con una valiosísima victoria por 2-1 su contienda ante el Wigan este miércoles, contempla la competición desde una posición privilegiada. Defensor del título y flamante líder de la Liga, tan sólo necesita un punto más para proclamarse campeón de la "Premier" a dos jornadas por concluir el torneo y por segunda campaña consecutiva. Pese a que la situación sonríe a su plantilla, el técnico escocés, Alex Ferguson, se niega a caer en la autocomplacencia; quiere que sus hombres no bajen las alarmas; y ha abogado por afrontar su próximo reto ante los "cañoneros" de Arsene Wenger sin relajarse lo más mínimo. "Afrontaremos el partido como siempre lo hacemos. Todavía tenemos que hacer un trabajo", señaló a los medios británicos.

Después de imponer su fútbol ante el Wigan con goles de Michael Carrick y del argentino Carlos Tévez, el "míster" del United ha recordado que el sábado sus "diablos rojos" jugarán "contra un gran Arsenal" que capitanea el internacional español Cesc Fábregas. Las cosas no pintan muy esperanzadoras para el Liverpool. A dos encuentros para finiquitar la competición, y tras una gran temporada, el club que dirige el español Rafael Benítez necesitaría un fracaso estrepitoso del United para poder arrebatar el trofeo a la plantilla de Old Trafford. Está claro que su destino se encuentra en manos de Manchester. Y tal y como van las cosas, no parece probable que el guión varíe de forma dramática aunque los pupilos del madrileño no pierden las esperanzas. Los "reds" se desplazarán el domingo al estadio del West Brom, un club que da los que podrían ser sus últimos coletazos en esta división desde la última posición en la general.

BENÍTEZ PODRÍA RECUPERAR A XABI ALONSO

La buena noticia para Benítez de cara a este encuentro es la posible vuelta al once del español Xabi Alonso en el medio campo. Se espera que el jugador se recupere de una lesión de tobillo producida durante el encuentro liguero con el Newcastle United. En declaraciones a la web del club, el entrenador subrayó esta semana que Alonso era "un jugador clave en el centro del campo". Otra pieza crucial en el entorno "red" que volverá al equipo este fin de semana será Fernando Torres en el ataque. El "Niño" fue reemplazado en Upton Park en el compromiso con el West Ham United del pasado sábado. "Estaba un poco cansado por no haberse entrenado demasiado con la plantilla. Está bien y no tendrá problemas el fin de semana", dijo Benítez. En el club celebraban esta semana el galardón concedido a su capitán, el medio inglés Steven Gerrard, nombrado jugador del año por la Asociación de Periodistas deportivos de Reino Unido (FWA) "por su contribución a su club y a su país".

Además del rival del Liverpool, en la zona baja, por cierto, también se debaten entre la supervivencia en la "premier" y el descenso a segunda el Hull City y el Middlesbrough, clubes que afrontan ahora jornadas vitales. Sus próximos duelos serán ante el Bolton Wanderers y el Aston Villa respectivamente, este último, desde la quinta posición liguera, seguido del Everton, sexto clasificado. Otro choque atractivo para el sábado se disputará en White Hart Lane entre el Tottenham Hotspur, ex equipo del español Juande Ramos, y el Manchester City del brasileño Robinho. A otro de los "gigantes" ingleses, el Chelsea del holandés Guus Hiddink, le toca esperar hasta el domingo para recibir en Stamford Bridge al Blackburn Rovers.

MOURINHO PUEDE GANAR SU PRIMER SCUDETTO SIN JUGAR

El Inter del portugués José Mourinho busca este fin de semana ante el Siena sentenciar la Liga italiana y cantar por cuarta vez consecutiva el alirón en el campeonato nacional de Italia, por delante de sus eternos rivales: Milán y Juventus. Los "nerazzurri" quieren sí o sí sentenciar el campeonato en la antepenúltima jornada liguera para no retrasar más algo que ya da por hecho el fútbol italiano, en particular, sus inmediatos perseguidores, Milán y Juventus, más preocupados estos últimos días en buscar posibles recambios a sus entrenadores. En el peor de los casos, sólo la derrota del Inter y la victoria del Milán, segundo en la tabla a 7 puntos del líder, podría cambiar el guión de los chicos de Mourinho, que con sus 78 puntos se muestran intratables en lo alto de la clasificación y no dejan espacio a la esperanza para sus perseguidores.

Esta jornada el Inter, que de hacerse con la Liga empataría con el Milán a 17 títulos, puede poner fin a un campeonato en el que comenzaron destacando equipos modestos como el Génova o el Nápoles y en el que los grandes han ido a más hasta terminar acaparando los tres primeros puestos. En los últimos días Mourinho ha estado preparando a sus hombres para controlar la posesión del balón y evitar que el Siena, decimocuarto clasificado en la Liga, le complique las cosas a un equipo que no ha dejado que ni primero el Juventus, ni después el Milán, le metiera presión desde la segunda plaza. Precisamente el Milán es el que lleva toda la presión esta jornada, pues no sólo puede asegurarse matemáticamente un puesto en la próxima Liga de Campeones, sino que también es el único equipo con posibilidades de aguar la fiesta al Inter.

JUVENTUS Y FIORENTINA SE JUEGAN LA TERCERA PLAZA

Los de Carlo Ancelotti, cuestionado recientemente por el propietario del club, Silvio Berlusconi, se enfrentan al Udinese, el octavo clasificado en la tabla, con una segunda posición en la Liga que no peligra, al menos, este fin de semana. "Por lo que escucho en el vestuario, (Ancelotti) tiene una relación muy buena con todos y más del 90 por ciento de las personas que trabajan en el Milán quieren que se quede", aseguró ayer el milanista Gennaro Gattuso en referencia a los continuos rumores que sitúan a su entrenador cada vez más fuera del equipo. Beckham y compañía llegan al encuentro con el Udinese después de empatar a un gol con el Juventus en un partido que dejó las cosas como estaban en la apretada distancia que existe entre los dos equipos de fútbol: segundo y tercer clasificados a sólo cuatro puntos entre sí.

El Juventus de Claudio Ranieri se verá las caras en Turín con el Atalanta, undécimo clasificado, en lo que supone un verdadero compromiso para el equipo "blanquinegro", al que sólo le separan tres puntos de su inmediato perseguidor, el Fiorentina. Con una defensa un tanto diezmada por algunas que otras lesiones, la "Vecchia Signora" pretende no caer más en la tabla y demostrar que el espíritu del último partido ante el Milán, que propició la continuidad de Ranieri hasta final de temporada, puede repetirse esta jornada. El cuarto clasificado, el Fiorentina, se enfrenta al Sampdoria, duodécimo en la tabla y que llega con el cansancio físico y moral que supone haber perdido la Copa de Italia ante el Lazio ayer en la tanda de penaltis. El Fiorentina, que viene de ganar al Catania, está dispuesto a mantener el empuje de las últimas jornadas y seguir metiendo presión al Juventus ante un Sampdoria que debe recurrir al espíritu del 5 a 0 que endosó al Reggina el pasado fin de semana. El quinto en la tabla, el Génova, se verá las caras con el modesto Chievo (decimosexto), mientras que el Roma (sexto) de Francesco Totti se enfrentará al Catania (decimoquinto). Completan la lista de partidos de la trigésimo sexta jornada del campeonato italiano el Bolonia-Lecce, el Nápoles-Torino, el Palermo-Lazio y el Reggina-Cagliari.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información