Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Valverde vuelve a San Mamés como enemigo

  • Los locales quieren hacerse fuertes en casa
EFE - Bilbao EFE - Bilbao
El Athletic Club recibe al Espanyol con el objetivo de lograr un triunfo que le permita alcanzar los 43 puntos y de esta manera, además dejar prácticamente sellada la permanencia, alimentar la ilusión de luchar por una plaza europea en el sprint final liguero.

Alcanzar esa meta, después de más de dos temporadas de penurias y una amenaza de descenso casi permanente, supondría un premio de valor incalculable tanto para el entrenador Joaquín Caparrós, todavía necesitado de reforzar su confianza, como para una afición huérfana de alegrías que celebraría por todo lo alto la "gesta" de su equipo.

Lo cierto es que la trayectoria del Athletic durante el pasado mes de marzo, con once puntos sumados de quince en juego, carga de razones a quienes dan ya por zanjada la continuidad en Primera y apuestan de manera decidida por optar a volver a Europa.

El once que alineará Caparrós para buscar esa victoria definitiva presentará únicamente dos novedades respecto al que jugó de inicio en Huelva hace una semana.

Aitor Ocio, tras dos semanas fuera por problemas físicos, regresará al centro de la zaga en lugar del sancionado Ustaritz, mientras que Javi Martínez, que cumplió un partido de sanción en el Nuevo Colombino, formará en eje del centro del campo junto a Yeste relevando al lesionado Orbaiz.

Los lesionados Tiko y Zubiaurre, además de Murillo, Expósito y Cuéllar, por decisión técnica, han quedado fuera de la citación.

Deméritos españolistas

Ernesto Valverde, ex jugador y ex técnico del Athletic, regresa a su tierra en una situación comprometida y con la obligación de lograr la victoria, ya que un nuevo tropiezo acabaría con las ilusiones europeas que el Espanyol creó en la primera vuelta de la competición por juego y resultados.



Es casi imposible explicar como el Espanyol ha pasado en tres meses de ser el tercer mejor equipo de la Liga a perder toda su ventaja respecto al resto de rivales involucrados en la lucha por Europa. El vestuario no da con un razonamiento convincente y parece inmerso en una espiral negativa de la que es incapaz de huir.

Como el propio Valverde ha reconocido, los españolistas han dilapidado toda su renta por deméritos propios. El margen de error es ínfimo, casi inexistente, y es necesario reaccionar si el equipo quiere jugar en Europa. El problema es encontrar a alguien que asuma la responsabilidad.

Un posible candidato es el propio técnico. Posiblemente, sea el momento más complicado de su carrera pues nunca había encadenado una racha de resultados tan negativa y debe encontrar una solución al problema del equipo. Considera que San Mamés es un escenario ideal para cambiar la dinámica, pero hará falta algo más que eso.

El entrenador ha asumido que el equipo tiene problemas con el juego y que se desmorona fácilmente cuando recibe un tanto en contra. Estos dos aspectos y recobrar la esencia del juego son los aspectos en los que ha puesto hincapié Valverde durante los últimos días.

Limitado por la falta de recambios, el "Txingurri" deberá echar mano de los habituales. Poco partidario de hacer revoluciones, tampoco cuenta con demasiados efectivos como para presentar una alineación diferente. Sólo las bandas Rufete o Valdo, por la derecha, y Riera o Coro, por la izquierda, presentan alguna duda.


Alineaciones probables:

Athletic: Armando; Iraola, Ocio, Amorebieta, Del Horno; Susaeta, Javi Martínez, Yeste, Gabilondo; Etxeberria y Llorente.

Espanyol: Kameni; Zabaleta, Jarque, Torrejón, David García; Moisés Hurtado, Lola o Ángel, Rufete, Luis García; Riera y Tamudo.

Árbitro: Paradas Romero (Comité Andaluz).

Campo: San Mamés.

Hora: 17.00.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información