Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La prensa proculé pierde la cabeza: "La Barcelonitis de Florentino Pérez"

  • El colmo de la desfachatez
El colmo de la desfachatez
I.L. I.L.

Florentino Pérez ha vuelto y a lo grande. Y bien lo saben en Cataluña donde el cagómetro ha vuelto a subir hasta decibelios insospechados. Incapaces de disfrutar de una temporada que ni ellos mismos se la creen, su madriditis aguda y enfermiza no les permite otra cosa que seguir mirando al otro lado del puente aéreo, aunque sean campeones de todo. Para muestra, un botón.

El diario ‘Sport’, en su edición del pasado domingo, publicaba una columna de Joan Pi. Dicho periodista la titulaba del siguiente modo: “La Barcelonitis de Florentino hace de Ribéry el nuevo Figo”. Ya sólo leer el encabezado provoca destornillarse de la risa. Pero si entras en faena, puedes llegar a sufrir un ataque de risa de un tamaño descomunal. Por ello, le reproducimos la columna en su totalidad para que comprueben el colmo de la desfachatez y de la hipocresía de la prensa culé y saquen sus conclusiones. La nuestra es clara. El terror a Florentino en Barcelona supera cualquier best-seller de Stephen King.

“Florentino Pérez sufre de urgencia. La histórica urgencia de neutralizar los éxitos de Barcelona. En el 2000, en su puesta de largo, lanzó sus torpedos directamente a la base de flotación del gran rival. Al entonces representante de Figo le hizo una de esas ofertas que no se pueden rechazar. Y pagando su precio en oro, se llevó al portugués al Bernabéu. Todo valía porque era su asalto a la poltrona blanca y la casa no reparaba en gastos. Figo, siendo grande, no era Zidane, ni tan mediático como Ronaldo o Beckham. Pero era un estandarte del enemigo y logrando su deserción se apuntó los mismos tantos como si hubiera fichado a Di Stéfano, pelé, Cruyff y Maradona de una tacada.

Ahora, nueve años después, ha vuelto a saltar un ruedo con más canas pero idéntica barcelonitis. Amenazó, en su presentación, con pagar la cláusula de rescisión de algún jugador blaugrana, justificando que esa era una forma de cumplir el contrato ya que, según propia confesión, no recordaba haber sellado ningún pacto de caballeros con el Barça, ni con nadie. Claro, cada uno es como es, padezca o no de amnesia selectiva. Unos días después empezó a rebajar su discurso, consciente de que no está a su alcance pescar en el aquarium culé. Pero eso no significa su resignación.

Pérez está dispuesto a torpedear cualquier operación que apunte al Barça. Esta es su estrategia actual y que tiene en Ribéry al botón de muestra. Hará lo posible y lo inhumano para llevárselo al Bernabéu, aunque termine de suplente de Cristiano. Y ahora también intenta encarecer a Ibrahimovic. Lo dicho, sigue siendo el mismo ‘torpedo’, aunque haya variado su punto de mira”.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información