Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Laporta cero patatero en fichajes

  • Es el heredero de los "noes" a Calderón
El heredero de los "noes" a Calderón
I. L. I. L.

Joan Laporta tiene tieso al Barcelona y eso le lleva a la recolección de ‘noes’ al más puro estilo Ramón Calderón. El presidente del Barça ha heredado de su amigo y ex del Madrid esta faceta de ser rechazado cuando intenta ficharles o ampliarles contrato.

El Inter se quedó boquiabierto cuando escuchó la oferta que Laporta hizo por Ibrahimovic: 25 millones de euros y Etoo. Pero no contento con la burla, quería también al lateral Maxwell. Y todo sin haber sondeado la opinión del camerunés. Vamos, un desahogado como demostró ser en su momento Calderón.

A Ibrahimovic le gustaría jugar en el Barcelona, pero para ello el club debería pagar de 80 millones de euros, al margen de un sueldo de 14 millones anuales que es lo que cobra, cantidades prohibitivas para la política económica del ‘president’. Y en esa política se puede incluir el ‘palo’ que le ha dado Víctor Valdés para renovar. El meta cobrará lo mismo que Iker Casillas en el Madrid o a Xavi o Iniesta. Y todo porque los barcelonistas dicen que Valdés es mejor que el portero titular de la selección y, por supuesto, que Reina o Diego López.

Quizá por eso el portero con más futuro del fútbol español ha preferido fichar por el Atlético de Madrid que por el Barcelona. Sergio Asenjo tenía una importante oferta de Laporta, pero le ha dicho “no” para fichar por los rojiblancos tirando abajo todo ese mitin laportero de que los jugadores quieren fichar por su equipo.

Otro que ha pasado de Laporta ha sido su propio entrenador Pep Guardiola. Además escapar de su presidente para no hacerse la foto con él cuando ganaron en Roma y que no la utilizase como promoción personal, el técnico, que tiene contrato hasta junio del año que viene, se ha negado a renovar por dos temporadas más. Otro “no” rotundo para Laporta.

Etoo no es moneda de cambio

Otro que le viene diciendo “no” desde la temporada pasada es Etoo. El camerunés tiene claro que acaba contrato en 2010 y que a partir de ahí será él quien elija su destino y su sueldo. Laporta está empeñado en meterle en cuantas operaciones de intercambio se ponen a tiro, pero Etoo dice no salvo que el club al que vaya colme sus aspiraciones deportivas y, sobre todo, económicas.

Pero en esa carrera de rechazos se ha encontrado con otro que duele y mucho, el del francés Frank Ribery. Guardiola se lo pidió a Laporta y éste inició las gestiones hasta que el protagonista dijo claro y alto que él prefería fichar por el Real Madrid. Los motivos, además de buen gusto deportivo, que económicamente Laporta tampoco podría abordar el fichaje salvo metiendo de nuevo a Etoo en la operación para abaratarla. Pero el camerunés no tiene, de momento, intención de jugar en Alemania.

Otro futbolista cotizado es el delantero centro francés Benzema. Laporta también le quiso, pero el jugador volvió a decirle “no” con aquello de que él era del Madrid desde pequeñito. Otro chasco. Al margen, evidentemente, que el precio del francés se escapa de las posibilidades de Laporta. En definitiva, Laporta sigue los pasos de Ramón Calderón. Calabazas por aquí, calabazas por allí. Vamos que si no ganan el triplete se le va media plantilla.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información