Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Laporta, desmemoriado e interesado

  • El Barcelona protagonizó en varias ocasiones el 'traspaso más caro de la historia'
El Barcelona protagonizó en varias ocasiones el 'traspaso más caro de la historia'
I.L. I.L.

Los fichajes que Florentino Pérez ha hecho ya en lo que va de verano (Manuel Pellegrini, Ricardo Kaká y Cristiano Ronaldo) han dejado tri-nerviosos a los dirigentes del Barcelona, con Joan Laporta a la cabeza. Estos traspasos han anulado completamente la onda mediática creada tras el triplete, y en un primer ataque de ira, histeria, envidia o similar el presidente culé acusó al Real Madrid de "romper el mercado". Sin embargo, los humanos somos esclavos de nuestras palabras y de nuestros actos, y la historia ha vuelto a dejar en evidencia al barcelonismo.

Primero porque el domingo, apenas horas después de que el presidente culé volviera a atacar ferozmente al conjunto blanco y su política de fichajes en el Gran Premio de Motociclismo de Montmeló, un directivo barcelonista confirmaba que el Barcelona se había entrometido en las negociaciones que el Real Madrid tenía con el Valencia por Villa. Ayer mismo se pupo además que esa oferta ascendía hasta los 50 millones de euros, el equivalente a 40 millones más incentivos más las cesiones de Bojan y Cáceres, una propuesta que de verdad ha roto ese 'mercado' que Valencia y Madrid ya habían pactado.

CRUYFF, MARADONA, SCHUSTER, RONALDO O RIVALDO TAMBIÉN ROMPIERON EL MERCADO

Pero ya no es sólo esta irrupción desleal en el fichaje de Villa, sino que la historia le quita la razón a Laporta en sus acusaciones al Real Madrid, pues el Barcelona ha sido protagonista en muchos de los traspasos récord del fútbol. El primero de todos, el de Johan Cruyff (otro que también ha criticado la política del Madrid aunque ostentara el récord del fichaje más caro del fútbol desde 1973 hasta 1975). El club blaugrana pagó en aquel entonces 60 millones de pesetas, una cifra que nunca antes se había pagado por un jugador de fútbol, pero claro, en aquel entonces no rompió el mercado según el juicio y la memoria de Laporta. Como tampoco lo rompió con el fichaje de Schuster, por el que pagó 140 millones de pesetas en 1981, o el de Maradona, por el que pagó a Boca Juniors la friolera de 1.200 millones de pesetas un año después (casi diez veces más que lo que el año antes se pagó por Schuster), y que también supuso el traspaso más caro de la historia en aquel momento.

Y no hace falta irse tan atrás en el tiempo, pues en 1996 el club catalán se hizo con los servicios de Ronaldo, y pagó nada menos que 2.550 millones de pesetas al PSV por el brasileño, de nuevo cifra récord en la historia. Y no contentos con el brasileño, Nuñez trajo al año siguiente a su compatriota Rivaldo del Deportivo tras pagar los 4.000 millones de su cláusula de rescisión, nuevo tope histórico.

TAMBIÉN SE HAN LLEVADO MUCHOS MILLONES POR LAS VENTAS

En esos momentos de la historia, parece que la política de cantera que 'históricamente' ha seguido el Barcelona hizo un gran paréntesis para batir récords en fichajes, pero claro, nadie en el barcelonismo recuerda ahora la cantidad de casas, hospitales, carreteras y otras infraestructuras que se podrían haber construido entonces. Así como tampoco se dijo nada en su momento cuando el club catalán ingresó cantidades ingentes de dinero tras vender a algunas de sus figuras. Ahí están los casos de Maradona cuando se fue al Nápoles (1984), Ronaldo al Inter (1997), o Figo al Real Madrid (2000).

Todos ellos también fueron en su momento los traspasos más caros del momento, pero en aquel entonces que el Barcelona era quien ingresaba el dinero, seguramente ni Laporta ni ninguno de sus secuaces hablaría de cantidades deshonrosas. Eso puede deberse a que Laporta y los suyos, o son desmemoriados, o son muy interesados... y ambas opciones parecen posibles.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información