Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sudáfrica, bajo presión, no se fía y Nueva Zelanda sueña

Confecup
EFE EFE

El 0-0 del partido inaugural de la Copa de las Confederaciones Sudáfrica 2009 ha dejado a los 'Bafana Bafana' del brasileño Joel Santana en una situación incómoda, bajo la que sienten la presión de una afición algo disgustada y que les obliga a ganar a Nueva Zelanda para acercarse a semifinales aunque no se fían del teórico menor potencial del campeón oceánico.

La incapacidad de superar a Irak en Johannesburgo, por falta de acierto y escasez de recursos para desarbolar la táctica de contención montada por Bora Milutinovic, no es que haya encendido las alarmas en los anfitriones, pero sí cierta inquietud en el entorno. Un nuevo pinchazo ante la más que modesta Nueva Zelanda, que fue vapuleada por España (0-5) en su primer encuentro, tendría unos efectos ahora mismo difíciles de prever.

Alineaciones probables:

Sudáfrica: Khune; Gaxa, Mokoena, Masilela, Mholongo, Booth, Dikgacoi, Modise, Pienaar, Sibaya, Tshabalala y Mashego o Fanteni.

Nueva Zelanda: Moss; Mulligan, Vicelich, Boyens, Lochhead; Bertos, Tim Brown, Christie, Elliot; Smeltz y Killen.

Árbitro: Benito Archundia (MEX)

Campo: Royal Bafokeng Stadium de Rustenburgo.

Hora: 20:30. Tele5

Realmente Santana está en el centro de las críticas porque se le considera un tanto conservador, así que su equipo está necesitado mañana de ganar y agradar en el Royal Bafokeng Stadium de Rustenburgo. Para ello se reclama la presencia desde el inicio del centrocampista del Everton inglés Steven Pienaar, quien jugó tan solo los últimos minutos del encuentro contra Irak después de no haberse entrenado en apenas una semana por problemas físicos y enfermedad.

Para esta ocasión sí que Pienaar parece llegar en perfectas condiciones de jugar de inicio, con lo que podrá aportar su calidad y su vocación ofensiva para tratar de superar a los 'All Whites', sobre el papel un equipo muy inferior pero al que los 'Bafana Bafana' prefieren no subestimar y evitar así nuevas sorpresas, aunque en los cuatro enfrentamientos precedentes siempre hayan ganado.

Los jugadores sudafricanos se han conjurado para olvidar cuanto antes el disgusto del 0-0 contra Irak y su objetivo es presionar al máximo de salida para encarrilar el choque y no dejar soñar a los hombres de Ricki Herbert. "Nueva Zelanda no será fácil de ganar porque, por ejemplo, se lo pusieron difícil a Italia. Habrá que aprovechar las ocasiones que creemos", comentó Santana, quien muy probablemente introducirá algunos cambios precisamente en la vertiente ofensiva.

Los 'All Whites' quieren sacar tajada a esa presión que hay sobre Sudáfrica y afrontan el encuentro como una nueva oportunidad para demostrar su valía después de su decepcionante partido ante España, sobre todo en la primera mitad.
Herbert y sus pupilos han reflexionado estos dos días y son conscientes de que en los primeros minutos le facilitaron la labor en exceso al cuadro de Vicente del Bosque. "La competición empieza hoy para nosotros. Necesitamos salir y demostrar de lo que somos capaces. Hay que jugar con concentración los dos próximos partidos porque Sudáfrica e Irak tampoco van a ser fáciles", aseguró el zaguero Tony Lochhead.

Tras el difícil post-partido contra España, la ilusión ha vuelto al bando neozelandés. "Queremos llegar a la segunda ronda (semifinales). Si empatamos o ganamos a Sudáfrica tendremos realmente nuestra opción", apuntó Lochhead. Ricki Herbert también coincide en que "si se logra un buen resultado contra Sudáfrica" las posibilidades de "hacer historia" aumentan, ya que luego a Sudáfrica le quedaría jugar contra la gran favorita del grupo A, España, y estaría obligada a ganar a un rival que acumula ya 33 encuentros invicto.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información