Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Zenit se alza con la Copa de la UEFA

  • Los españoles Novo y Cuéllar se vieron superados por un Zenit muy superior
Luciano Sabatini, la crónica Luciano Sabatini, la crónica


¡Qué grande es el fútbol! Quizá sea el único deporte en el que podamos ver como un equipo modesto que no contaba en las quinielas se alce con un título de esta relevancia. El Zenit tuvo que pasar sobre Villarreal, sobre Bayern y sobre su inexperiencia, pero demostró que con buen fútbol se puede llegar lejos, tanto, que todavía se podrá ver a algún ruso volando de alegría en el cielo de Manchester. El Rangers quisó y no pudo, Novo y Cuéllar tuvieron que sufrir quizá más el juego de los suyos que la superioridad del rival, pero llevaron con honor la bandera española que hace exactamente un año colmaba esta misma final de la UEFA; cómo pasa el tiempo.

Globos azules y blancos llenaron el cielo del City of Manchester simbolizando los colores de Zenit y Rangers. La cita era especial, una oportunidad para entrar en la historia para unos y otros, la emoción y la importancia del envite se palpaba en el ambiente. La presencia española se redujo a la mitad, con Cuéllar sobre el campo y Novo en el banquillo de Walter Smith. Advocaat, técnico de los rusos ya había asegurado que iba a ser "el partido más importante de su vida", así como para los escoceses que tan sólo habían ganado una Recopa de Europa en su historia en 1972.



También lo entendió así la masiva afición del Rangers, que eclipsó el blanco de la del Zenit en las gradas. Saltó y animó con fervor desde el primer minuto hasta hacer temblar los cimientos del estadio, pero con la misma autoridad se impuso el Zenit en cuanto rodó la pelota. El Zenit es de esa clase de equipos que demuestran que ser puede ser modesto y jugar bien al fútbol, y al final eso da los mejores resultados al más puro estilo del Getafe. Así, ante el toque y dominio territorial de los rusos su rival parecía un equipo de segunda línea. Cuatro minutos tardó el Zenit en crear la primera ocasión en la portería de Alexander con una jugada individual de Arshavin que terminaría con un disparo al lateral de la red.

A pesar de contar con la ausencia de su delantero estrella Pogebniak, que lleva 10 goles en la UEFA, una tras otra caerían las ocasiones de los rusos, mientras los escoceses no conseguían ni salir de su área. El turco Fatih Tekke pudo adelantar a los suyos con un disparo lejano, antes de que Fayzulin y Anyukov pusieran también a prueba al meta rival. Era tal el dominio de los de Advocaat que disparó 7 veces a puerta antes de que el Rangers llegara siquiera a las inmediaciones del área rival.

Se temía la rapidez y corpulencia del delantero francés de los Rangers, Darcheville, pero éste estuvo absolutamente desasistido toda la primera parte. Daba gusto ver circular la pelota por los pies de los rusos, a los que como rival de España habrá que prestar atención en la Eurocopa, ya que aporta a la selección rusa hasta seis jugadores entre los que están Tymoschuk, Fayzulin o Arshavin. Dominio y ocasiones, y un Rangers que se defendía como gato panza arriba para concluir un primer tiempo de paliza a los puntos.

El Rangers despierta para que los rusos marquen



Los escoceses debieron ponerse los colores de guerra en la cara en el vestuario, porque salieron siendo otros a la segunda mitad. Apretaron con casta y obligaron al Zenit a dar un paso atrás. Fue entonces cuando Darcheville logró desbordar por primera ves a su par y se sacó un zambombazo desde dentro del área que apenas alcanzó a despejar Malaféev, y cuyo rechace acabo en los pies del capitán escocés Ferguson que estrelló las esperanzas de toda una nación en el palo.

Los rusos supieron aguantar el chaparrón, y emergió en el momento justo la figura del central croata Krizanac que salvó a los suyos con varias intervenciones milagrosas en el área. Ojo a este central que acabará en un grande. La afición azul se despertó y volvió a botar en las gradas dibujando un hermoso mosaico. Sobre el campo el extremo Whittaker tendría la última gran ocasión en un tiro desde fuera del área que saldría despejado.

Justo cuando mejor y más estaba apretando el Rangers, el Zenit enganchó un contraataque en un balón largo que cayó en los pies de su mejor jugador, Arshavin, que puso la pausa necesaria y el pase en profundidad justo para que Denisov abriera el tarro de las esencias con un gol que valía una Copa.






Desde aquí el Zenit fue todo inteligencia, se echó atrás y esperó a matar a su rival a la contra. El entrenador escocés quisó enmendar su error inicial y por fin dio entrada a Novo ya dos delanteros más, para intentar la heroica. El gallego acariciaría el milagro, pero un compañero estorbaría su volea cuando éste lo tenía todo para marcar, en un gesto más de que la calidad de este español pertenece a otro fútbol.

Minutos de descuento para sentenciar, con todo el Rangers volcado al ataque, y otra maniobra inteligente, esta vez de Tekke servía en bandeja la gloria para Ziriánov, que hacía saltar de euforia a esa cuarta parte del estadio que esta noche no vistió de azul y se llevó el primer trofeo de su historia. Con merecimiento, con calidad e inteligencia la Copa de la UEFA se alzaba al cielo de Manchester hablando en ruso. El próximo año les esperará la Champions, y eso ya son palabras mayores.





La ficha del partido:

2- Zenit: Malaféev; Anyukov, Shirókov, Krizhanac, Sirl; Denísov, Timoschuk, Ziriánov, Fayzulin (Kim Dong Jin 92"); Arshavin y Tekke.

0- G. Rangers: Alexander; Broadfoot, Weir, Cuéllar, Papac (Novo 77"); Whittaker (Boyd 86"), Davis, Thomson, Hemdani (McCulloch 80"), Ferguson; Darcheville.

Goles:

1-0 (72"): Denisov culmina una jugada colectiva y una asistencia de Arshavin batiendo por bajo al portero escocés.


2-0 (72"): Ziriánov recibe un pase de la muerte de Tekke cuando el partido estaba en el descuento.

Árbitro: Peter Frojdfeldt (Suecia), amonestó a Malaféev (92").

Incidencias: 48.000 espectadores abarrotaron el City of Manchester Stadium, mayoría de ellos escoceses. Antes del comienzo del encuentro se realizó una bonita ceremonia de apertura donde se lanzaron globos blancos y azules simbolizando los colores de ambos equipos, y donde hizo 20º de temperatura para dar comienzo al partido.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información