Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Real Unión de Irún logra el ascenso a Segunda 45 años después

EFE EFE

El Real Unión de Irún ha logrado hoy el ansiado ascenso a Segunda División, 45 años después de su último paso por la categoría de plata del fútbol español, al imponerse por 3-1 al Alcorcón, contra el que había empatado a cero en el partido de ida.

El ascenso a Segunda División, acariciado en otras dos ocasiones a lo largo de esta década, ha desbordado de alegría las calles de la localidad fronteriza, tomadas por una afición que apela al carácter histórico de este club, uno de los fundadores de la Liga española y cuatro veces campeón de la Copa. Unos 10.000 aficionados se han dado cita en este histórico partido en el Stadium Gal de Irún, en cuyo palco han apoyado al club irunés autoridades como el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, la presidenta de las Juntas Generales, Rafaela Romero, y el alcalde de la ciudad, José Antonio Santano.

El Real Unión certifica así una gran temporada en la que logró con autoridad el primer puesto del grupo primero de la Segunda División B y, además, ofreció grandes alegrías a la afición en su torneo talismán, la Copa del Rey, del que apeó al Real Madrid tras superarlo en Irún por 3-2 y perder por la mínima 4-3 en el Santiago Bernabéu. El equipo irunés se ha despojado del maleficio que parecía acosarle en el Stadium Gal, en el que esta década se han vivido dramáticas decepciones en su afán por ascender a la categoría de plata del fútbol español. La afición recuerda la amarga experiencia de 2003, cuando, tras más de 86 minutos clasificados, un gol de la Gramanet en las postrimerías del encuentro dejó al equipo irunés un año más en Segunda B.

La otra gran oportunidad de ascender a la categoría de plata la desperdició el Real Unión en 2005, cuando ganó en la ida al Lorca de Unai Emery por 1-2 y, en el encuentro de vuelta en Irún, permitió que los murcianos se adelantaran 0-2, aunque los iruneses forzaron la prórroga en el último minuto merced a un gol de Sukia. Con un jugador más, el Real Unión no pudo evitar que Juan Carlos Ramos marcara un gol con un disparo imposible desde el centro del campo que volvió a enterrar las esperanzas unionistas de ascender a Segunda División. A la tercera ha sido la vencida y, tras la victoria ante el Alcorcón, la afición se está concentrando en la Plaza de San Juan para recibir al equipo en el Ayuntamiento.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información