Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El futbolista que mató a un hincha dice que estaba ebrio pero alega defensa propia

EFE EFE

El centrocampista del subcampeón colombiano Atlético Júnior Javier Flórez afirmó hoy que mató en defensa propia a un hincha que intentó agredirlo cuando él se encontraba bajo los efectos del alcohol y pidió perdón a los familiares de la víctima.

"Hubo una agresión", subrayó Flórez, quien se encuentra en libertad pese a las acusaciones, en una entrevista con el canal de televisión Caracol, sin ofrecer más detalles del incidente del domingo pasado en la caribeña ciudad de Barranquilla en el que un seguidor del Atlético Júnior, identificado como Israel Cantillo Escamilla, recibió dos disparos de manos de Flórez. El jugador dijo que su reacción "no debió pasar", al tiempo que reconoció que se encontraba ebrio. "Estaba departiendo con unos amigos. Nos tomamos unos tragos y estaba bajo los efectos del alcohol", apostilló.

Agregó que no tenía claras las circunstancias en que murió Cantillo. "Pero después uno se da cuenta de la magnitud del error". "Soy un ser humano que comete errores", expresó al pedir perdón y comprensión a los familiares de su víctima. Explicó que portaba una arma por motivos de seguridad, pues tras perder su equipo la final del Torneo Apertura con el Once Caldas se creó un entorno "bastante difícil". Al jugador se le definirá su situación jurídica la próxima semana, cuando en una audiencia se le formularán los cargos.

Según versiones de testigos, Flórez mató a Cantillo después de que él y otros aficionados le gritaran "maleta" (malo), en el barrio donde residen los padres del futbolista. Según la prensa local, vecinos del sector niegan que la víctima hubiese intentado robar o agredir físicamente al futbolista como él asegura.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información