Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ronaldo marcó y falló un penalti

  • Ante el Cruzeiro en la Liga brasileña
Ante el Cruzeiro en la Liga brasileña
EFE - Brasil EFE - Brasil

El empate con que el Atlético Mineiro recuperó el liderato de la Liga, las victorias del Sao Paulo y del Gremio en sus derbis y el gol que Ronaldo anotó al Cruzeiro, club que lo lanzó como profesional, fueron las notas más destacadas de la duodécima jornada del Campeonato Brasileño.

Animada por cuatro clásicos regionales, la Liga vio como el Atlético Mineiro recuperaba el liderato, arrebatado anoche por el Palmeiras, tras el empate 0-0 que arrancó hoy de la casa del Vitória.

Atlético Mineiro, empatado a 25 puntos con el Palmeiras, encabeza la clasificación gracias a su mejor saldo de goles (13).

El Palmeiras llegó a la cima el sábado al imponerse por 1-0 al Santo André y se benefició de la derrota que el Internacional sufrió por 2-1 ante el Gremio en el tradicional clásico 'Gre-Nal' del sur de Brasil.

Además de haberse impuesto con goles de Souza y del argentino Maxi López (el Inter llegó a abrir el marcador por intermedio de Nilmar), el Gremio impidió que el Internacional asumiera el primer lugar en la clasificación de la Liga.

El Inter necesitaba una victoria para saltar a la cabeza de la tabla y llegó a soñar con ello cuando Nilmar, su estrella y atacante de la selección brasileña, abrió el marcador en pleno estadio Olímpico.

El Gremio, sin embargo, remontó el marcador y se apuntó una victoria en la edición número 377 del 'Gre-nal' y en el considerado derbi del centenario.

En el clásico regional en el estado de Sao Paulo, el Sao Paulo, vigente campeón brasileño pero que atraviesa una crisis que lo tiene en el medio de la clasificación de la Liga, se impuso por 2-1 al Santos con dos goles de Washington, y descuento de Roni.

Fue una resurrección para un campeón brasileño que venía encajando resultados negativos en sus últimos compromisos y para Washington, que sufría por una larga sequía goleadora.

Washington, que no anotaba desde el 31 de mayo pasado y que tan sólo fue alineado debido a que Borges estaba sancionado, consiguió satisfacer a los pocos hinchas del Sao Paulo que asistieron al estadio Morumbí.

El ex goleador del Fluminense también le salvó la cabeza al técnico Ricardo Gomes, contratado el mes pasado para sustituir a Muricy Ramalho pero que ya corre el riesgo de perder el cargo por los resultados negativos.

La derrota, por su parte, agravó la crisis del Santos, el club en el que brilló Pelé y que el pasado viernes anunció la contratación del técnico Vanderlei Luxemburgo para intentar reaccionar tras la goleada por 6-2 que sufrió en su visita al Vitória hace una semana y el empate por 3-3 que cedió en casa ante el humilde Baruerí.

Pese a que no era uno de los clásicos que acaparaba la atención de los hinchas en la jornada, la visita del Corinthians al Cruzeiro en Belo Horizonte despertó interés debido a que fue el primer partido en que Ronaldo, el ex jugador del Real Madrid y del Milán, se enfrentó al club que lo catapultó como profesional y del que salió rumbo a Europa.

Ronaldo, que falló un penalti y desperdició algunas claras oportunidades, anotó el segundo gol con que el Corinthians se impuso por 2-1 al Cruzeiro.

El dos veces campeón mundial y mejor jugador de la Copa de 2002, que fue homenajeado por el Cruzeiro poco antes del partido, conmemoró con poca emoción el gol que le permitió al Corinthians saltar hasta la quinta posición en la clasificación general.

Al final del encuentro el propio jugador admitió que no tenía mucha intención de anotar frente al Cruzeiro pero que, tras haber desperdiciado un penalti muy mal cobrado, cambió de idea y decidió salir en busca del gol en pleno estadio 'Mineirao', en donde fue ídolo cuando aún era menor de edad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información