Ir a versión clásica Ir a versión móvil

ESCÁNDALO: Laporta quiere un ' tripelotazo'

  • El Barça, a punto de conseguir la recalificación de tres terrenos
El Barça, a punto de conseguir la recalificación de tres terrenos
I.L I.L

A cada día que pasa, Joan Laporta se parece más a su homólogo Jesús Gil. Y no en simpatía precisamente (ya le gustaría al presidente del Barça), sino en su habilidad para realizar pelotazos urbanísticos encubiertos. De hecho, el presidente del equipo culé pretende cerrar en las próximas semanas la recalificación de varios terrenos situados en Baix Llobregat, Barcelona y Vallés Occidental.

Vaya personaje esté hecho este Laporta. Hace semanas contábamos aquí que el actual presidente y su equipo de trabajo se consideraban a ellos mismo la mejor Directiva de la historia. Serán los mejores, pero en actuar de espaldas a la opinión pública y de sus socios. El club, que acumula una deuda de 438 millones de euros (más el desembolso por Ibrahimovic) ha decidido deshacerse de esta a las malas, con corruptelas que ni el escándalo de Marbella con Julián Muñoz e Isabel Pantoja. Laporta, a diferencia del ex alcalde de la ciudad de la Costa del Sol, no tiene bigote, y tampoco un pelo de tonto. Pero su problema es que cree que los demás sí lo son. Y esta vez le han pillado con el carrito de los helados.

UN TRI - ESCÁNDALO DE OPERACIÓN

Según desvelaba La Vanguardia hace unos días, el máximo mandatario culé está planificando lo que algunos han llamado el tri – pelotazo, es decir, una serie de operaciones urbanísticas que se traducirían en la venta de una serie de terrenos situados en las localidades de Baix Llobregat, Barcelona y Vallés Occidental. Con esta operación esperan solventar una deuda fruto de una pésima gestión que ha colocado al equipo blaugrana al borde de la quiebra.

LAPORTA, UN CERO A LA IZQUIERDA

Y luego resulta que la política imperialista viene de Madrid. Que los que hacen gastos desmesurados son los del club de Concha Espina. En fin, lo que alguien tendrá que explicarle a este presidente es que una buena gestión se cimienta en la categoría de los dirigentes. Y la de Laporta, sinceramente, no está ni por los suelos. Está bajo tierra, como la situación financiera del Barça. Y como sus socios no reaccionen pronto, a este equipo no le va a quedar otra solución que recurrir siempre al pelotazo y, si señores, a convertirse en Sociedad Anónima Deportiva. Y si no, tiempo al tiempo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información