Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Primer pinchazo del nuevo Barça

  • TOTTENHAM 1-1 FC BARCELONA
Wembley Cup: TOTTENHAM 1-1 BARCELONA
Defensa Central Defensa Central

Temporada nueva, pero mismo estilo. El Barça de Pep Guardiola demostró que sigue siendo fiel a sus principios para empatar por 1-1 ante un Tottenham más rodado, en un partido en el que los canteranos del equipo azulgrana coparon la alineación y en el que demostraron su falta de puntería.

La ausencia por decisión técnica de Messi, Valdés, Hleb, Henry, Márquez y el nuevo lateral del equipo Maxwell -estos tres últimos con molestias- restó algo de validez al primer ensayo de los culés esta temporada, con un once inicial plagado de jugadores del "B" y con único titular del año pasado: el marfileño Touré Yayá.

Su rival de hoy, los "Spurs", sacaron, sin embargo, un once muy parecido al que presumiblemente jugará en el primer partido de la Premier, el próximo 16 de agosto frente al Liverpool, y en el que sólo faltaron por lesión tres de sus principales pilares: el ex madridista Jonathan Woodgate, Ledley King y el ruso Pavlyuchenko.

Ficha técnica:

1 - Tottenham Hotspur: Cudicini; Hutton, Huddlestone, Corluka, Assou-Ekotto; Lennon, Wilson Palacios, Jenas, O'Hara, Modric; Defoe. También jugaron: Danny Rose, Robbie Keane, Gomes, Chimbonda, Livermore, Dervite y Bostock.

1 - Barcelona: Jorquera; Montoya, Cáceres, Fontàs, Abidal; Touré, Víctor Sánchez, Gudjohnsen; Pedro Rodríguez, Gai Assulin y Bojan. También jugaron: José María Rueda, Jeffrén Suárez, Rubén Rochina, Jonathan Dos Santos, Keita, Pinto, Henrique, Eduard Oriol, Espasandín, Muniesa.

Goles: 0-1: m.31: Bojan, 1-1: m.83: Livermore.

Árbitro: Mark Hasley.

Incidencias: 47.500 personas se acercaron al renovado estadio de Wembley para ver el partido. En los prolegómenos del encuentro, Billy Wingrove, conocido en el Reino Unido por su habilidad con la pelota, dio muestras de su talento al hacer malabares con el balón con música del recientemente fallecido Michael Jackson de fondo.

Canteranos como Pedro Rodríguez, Víctor Sánchez o Fontàs tuvieron la oportunidad de demostrarle a Guardiola que puede contar con ellos esta temporada, si bien fue el central quien tuvo una participación más destacada, sacando la pelota desde abajo sin rubor y llegando hasta las inmediaciones del área contraria en más de una ocasión con tal de no rifar el balón.

El Tottenham de Harry Redknaap ni se inmutó por la ausencia de las estrellas culés y mantuvo el guión establecido pese a su teórica superioridad, por lo que dejó la pelota en los pies de su rival y prefirió esperar al contragolpe, aprovechando la velocidad de Aaron Lennon por la derecha y la clase del croata Luka Modric por la izquierda.

El partido comenzó con un Barça dominador y un Tottehnham a la espera, y desde el principio fueron los culés quienes dispusieron de las mejores ocasiones del encuentro.

Un bonito pase en diagonal de Touré Yaya no fue aprovechado en el minuto siete por Abidal, en posición casi de delantero, una jugada calcada a la que minutos después enlazaron el camerunés y Gudjohnsen y que el islandés intentó finalizar con una chilena, aunque sin fortuna.

Una ocasión de Pedro Rodríguez y otra de Bojan a punto estuvieron de acabar en gol, aunque no fue finalmente hasta el minuto 31 que este último lograra apuntarse el primer tanto del conjunto azulgrana en esta temporada.

Del conjunto londinense mientras tanto había pocas noticias. Su mejor ocasión en la primera mitad no llegó hasta el minuto 38, cuando Modric desaprovechó un pase del hondureño Wilson Palacios y lo estrelló en el palo, un balón que finalmente acabó en córner tras el disparo del camerunés Assou-Ekotto y el rechace de Jorquera.

La segunda parte comenzó con un Totthenham algo más impetuoso y con un Barça renovado después de que Guardiola diera entrada a todos sus suplentes, aunque la falta de ritmo propia de este tipo de encuentros evitó que hubiera continuidad en el juego.

El partido discurría relativamente tranquilo, sólo animado por los gritos de la afición de los "Spurs", hasta que un córner sacado en corto en el minuto 82 terminó con un centro de Assou-Ekotto que cabeceó Livermore tras adelantarse a los defensas y romper el fuera de juego.

Desde entonces y hasta el final del partido las imprecisiones en los culés no hicieron sino incrementarse, aunque los londinenses ya estaban cortos de fuerzas y no consiguieron adelantarse en el marcador.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información