Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Beckham, multado con 1.000 dólares por "provocar" a un aficionado

EFE EFE

El comisionado de la Liga Profesional de Fútbol de Estados Unidos (MLS), Don Garber, multó con 1.000 dólares al centrocampista inglés David Beckham, del Galaxy de Los Ángeles, por haberse dirigido a un espectador de manera "provocadora" cuando iba camino de los vestuarios.

La acción se dio el pasado domingo durante el partido amistoso que el Galaxy disputó contra el AC Milán y cuando Beckham, en lugar de retirarse directamente a los vestuarios al descanso, se fue hacía la zona donde estaba la peña "Riot Squad" y provocó a un aficionado para que bajase al campo.

El implicado con la "provocación" de Beckham bajó y fue detenido por la policía y acusado de traspasar un espacio prohibido para los aficionados.

"Apoyamos la interacción de nuestro jugadores con los aficionados, ya sea en los entrenamientos, actos benéficos o para celebrar los goles", explicó Garber en un comunicado oficial.

"Sin embargo, nuestros jugadores no deben verse involucrados en conductas que puedan ser interpretadas como provocaciones para que los aficionados abandonen sus asientos en las gradas y entren en el campo, sin importar la razón", señala Garber.

El dinero de la multa será destinado a la organización benéfica "US Soccer Foundation", que es la encargada de administrar todo lo recaudado durante la temporada regular en concepto del castigo monetario que se impone a los jugadores.

El Galaxy también dio a conocer el pasado lunes un comunicado oficial en el que pedía "perdón" a los aficionados por el incidente, aunque no mencionó directamente el nombre del jugador británico en el mismo.

Mientras, Beckham, al concluir ayer, jueves, el entrenamiento, no mostró ningún tipo de arrepentimiento por sus acciones y por el contrario dijo que los que tenían que cambiar de actitud eran los aficionados que se metieron con él.

"Ellos fueron los que me abuchearon, me pusieron pancartas y me dijeron expresiones nada agradables", declaró Beckham. ""No es ningún fallo de mi parte, al contrario, son otras personas las que tienen que cambiar", señaló Beckham.

Además, el astro inglés reiteró que no tenía que pasar página de nada, porque no estaba entre los que le abuchearon.

Por su parte, la peña "Riot Squad" en un comunicado oficial dijo que tenían toda la libertad de cuestionar el compromiso de Beckham con el equipo y que en su actitud, dentro y fuera del campo, dependía que no siguiesen abucheándolo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información