Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Guardiola vuelve a dar largas para renovar

  • La relación con Laporta es nula
La relación con Laporta es nula
I.L. I.L.

Que la relación entre Joan Laporta y Pep Guardiola es más bien tormentosa es un secreto a voces. El entrenador catalán le está muy agradecido al presidente culé por haberle dado la alternativa, pero no le gustan en absoluto las formas que tiene de hacer las cosas, el excesivo protagonismo que busca día tras día y el afán por convertir cada aparición en un llamamiento al nacionalismo político. Y el último capítulo de este desencuentro se ha vivido en la propia pretemporada del FC.Barcelona.

Y es que Pep Guardiola le ha vuelto a dar largas a Laporta y su directiva en la propuesta que le han transmitido para renovar. El presidente anda como loco por hacerse la foto con el entrenador que le ha dado el manido triplete y, de paso, que ésto sirva de trampolín al directivo que señale a dedo para liderar la candidatura continuista tras su marcha el verano que viene. Sin embargo Guardiola, que ayer tuvo que contemplar cómo su caso por dopaje se reabría en Italia, no se ha dejado engatusar.

El club ha filtrado a la prensa catalana que el técnico quiere estar completamente concentrado en la pretemporada, pero la realidad es que a Pep no le gusta nada Laporta y no quiere contribuir a que crezca su efímera popularidad en Cataluña. Por eso, ha vuelto a renegar de la directiva culé y les ha emplazado al verano que viene tras las elecciones a la presidencia (justo cuando termina su contrato), aún a sabiendas de que estará otro año más con un sueldo de los más bajos en Can Barça.

Al igual que las innumerables ocasiones anteriores, Laporta y su séquito ha tenido que aguantar una vez más cómo su propio entrenador le daba calabazas para renovar. Hasta el momento, los éxitos han impedido que salte la chispa entre ambos, pero esta insana relación tiene visos de explotar próximamente. Sólo es necesario que los resultados empiecen a dar de lado al Barcelona, y con la tensión de estar en un año pre-electoral, la cuerda que les une terminará por romperse.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información