Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Vélez Sarsfield se resiste al aplazamiento del torneo Apertura

EFE EFE

El Vélez Sarsfield, campeón del reciente torneo Clausura del fútbol argentino, se resiste al aplazamiento del torneo Apertura 2009, dispuesto por la Federación (AFA), por las deudas que varios clubes mantienen con sus jugadores. El presidente de la entidad, Fernando Raffaini, dijo este domingo que la AFA debería disponer que los clubes con deudas comenzaran la competición, el próximo día 14 de este mes, sin utilizar refuerzos. "Como club, nos perjudicaría el aplazamiento por los compromisos económicos que ya tenemos asumidos. Sin embargo, creo que va a arrancar el torneo porque le conviene a todas las partes: la televisión, los jugadores y los dirigentes", dijo Raffaini a la radio La Red, de Buenos Aires.

El dirigente indicó que aplazar el torneo es una medida contraria a las necesidades de los clubes ya que "el retraso del campeonato significa no recaudar dinero". "Aquellos que estén inhibidos por sus deudas no deberían utilizar los refuerzos. Después, si antes del 31 de agosto (fecha del cierre de registro de fichajes) hacen un traspaso y cubren las deudas, pueden dar de alta a las incorporaciones", comentó. En cuanto a la regularización de la quiniela deportiva que reclama la AFA al gobierno argentino como recurso para los clubes, Raffaini opinó que "es un tema para debatir largamente, ya que las apuestas han traído consecuencias negativas en todas partes del mundo y con diferentes deportes, por tanto habría que hablar seria y responsablemente sobre el asunto".

Raúl Gámez, ex presidente de Vélez Sarsfield, también se manifestó en contra de la regularización de las puestas al afirmar que "ante la necesidad de los clubes, el presidente de AFA (Julio Grondona) da una solución que es un negocio para él y no para el fútbol". "Queremos que nuestro deporte pague sus deudas con recursos que le son propios, como la quiniela deportiva, y queremos que el Estado reivindique nuestros derechos de propiedad intelectual en ese juego", afirmó el sábado el secretario ejecutivo, José Luis Meiszner. "La AFA está pobre, al igual que los clubes. No es la solución que la AFA pague la deuda que tienen, porque lo que hay que buscar es una solución de fondo", indicó.

La semana que comienza será clave en cuanto a las gestiones de la AFA con la empresa propietaria de los derechos de televisión del fútbol argentino, para lograr que los montos que reciben los clubes sean aumentados. Julio Grondona dijo la semana pasada que "hay que modificar el tema de la televisión".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información