Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Victoria trabajada del Atlético en Atenas (2-3)

  • La pegada de Agüero y Forlán salva a los rojiblancos
La pegada de Agüero y Forlán salva a los rojiblancos
EFE EFE

El Atlético de Madrid encarriló su billete para la fase de grupos de la Liga de Campeones con un triunfo contra el Panathinaikos, en el que los goles de los argentinos Maxi Rodríguez y Sergio 'Kun' Agüero y el uruguayo Diego Forlán le dieron una buena renta para la vuelta en el Vicente Calderón (2-3).

Ahí todavía deberá confirmar su clasificación, pero el resultado en Atenas le da definitivamente la condición de favorito al conjunto rojiblanco, que aprovechó de nuevo su pegada ofensiva para derribar a un rival luchador y limitado de recursos, al que el 2-3 marcado por el argentino Sebastián Leto le mantiene con alguna opción. Además del resultado, lo más importante, el duelo dejó otras noticias positivas, como la presencia de Agüero y Forlán. Ambos, tras un verano de rumores sobre su posible salida, jugaron con el Atlético en Liga de Campeones, ya no podrán hacerlo este curso con otro club y aseguraron, salvo sorpresa, su continuidad en el equipo.

DOMINIO GRIEGO EN LA PRIMERA PARTE

La primera parte ya dio ventaja al Atlético, que solventó una complicada entrada en escena en el estadio Spiros Louis, sobre todo por la exigencia física del encuentro, con su pegada ofensiva, una virtud decisiva, aún más cuando un partido no tiene orden ni precisión para llegar a la portería contraria con regularidad. Ningún equipo se sentía cómodo, ni siquiera el Panathinaikos con su intensidad y sus balones a la espalda de la defensa atlética como únicos recursos, y apenas habían ofrecido tres remates a portería, dos locales del francés Dibril Cissé y uno visitante de Raúl García, cuando el Atlético golpeó sobre la portería rival en el minuto 35.

No necesitó mucho el conjunto rojiblanco. Un pase de Raúl García a la zona de ataque, donde el uruguayo Diego Forlán, por primera vez con espacio sobre su marcador, controló, encontró hueco bajo las piernas de un contrincante y habilitó la entrada del argentino Maxi Rodríguez, que culminó la acción con seguridad (0-1). El gol fue la mejor noticia, y casi la única junto a su tranquilidad defensiva, del Atlético en toda la primera mitad, en la que sólo disparó tres veces entre los tres palos, la última con un tiro desde fuera del área de Forlán, y repartió el control del duelo con su rival, pero de la que se marchó con una renta relevante.

FORLÁN, EL MEJOR DE LOS ROJIBLANCOS

El 0-1, sin embargo, no fue una garantía para el equipo rojiblanco. No le duró mucho en la segunda parte, apenas dos minutos, el tiempo que tardó el Panathinaikos en aprovechar un desajuste en la adelantada defensa visitante con un pase desde el centro del campo. Salpingis, solo ante Asenjo, convirtió el 1-1. Podría haber sido un contratiempo peligroso para los madrileños por el impulso moral para el conjunto griego, pero fue un aliciente para la reacción del Atlético, que recuperó el control del partido en el juego... y, con el paso de los minutos, en el marcador, cuando Forlán, entre tres rivales, se inventó el 1-2 con un tiro ajustado desde fuera del área, tras un remate a la cruceta de Maxi Rodríguez.

El encuentro pintaba bien para el equipo rojiblanco con media hora para la conclusión del duelo y a la espera del partido de vuelta en el estadio Vicente Calderón, a pesar de algún esporádico intento ofensivo del Panathinaikos, como un potente disparo de Karaogunis despejado con agilidad por Sergio Asenjo.

AGÜERO FIRMA EL GOL DE LA TRANQUILIDAD

Aún más cuando el argentino 'Kun' Agüero, demasiado impreciso los 68 minutos anteriores, sacó un gol prácticamente de la nada. De un despeje defensivo de su equipo, que cayó en Gilberto Silva, el '10' rojiblanco fabricó solo el 1-3 (m. 68). Robó el balón, caracoleó ante dos rivales y firmó un tiro cruzado imparable. Un golazo, inesperado por la soledad del atacante en ese contragolpe, que encarriló la eliminatoria, pero no de forma definitiva, porque el argentino Sebastián Leto, con un trallazo, devolvió la emoción (2-3, m. 73) a un duelo con ventaja para el Atlético, pero aún con un capítulo por jugarse en el Calderón.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información