Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Goleada del Valencia (0-3) ante el Stabaek noruego

El Valencia sentenció la eliminatoria previa de la UEFA Europa League después de ganar a domicilio en el partido de ida por 0-3 al Stabaek noruego, con goles de Pablo Hernández, David Villa y Joaquín, en un partido en el que los nórdicos aguantaron a los 'chés' poco menos de media hora.

El Valencia ejerció su dominio prácticamente desde el principio, pero la buena disposición defensiva del jugadores locales y la falta de chispa de los de Unai Emery retrasó el primer gol hasta el minuto 28. El Stabaek no inquietó la portería de César en la primera mitad porque sus jugadores apenas presionaban la salida de balón. El conjunto valencianista tampoco notó el hecho de que su rival estuviera más rodado porque ya lleve más de media liga de Noruega disputada, ni el hecho de jugar en un estadio techado con césped artificial.

A medida que pasaba el tiempo, el Valencia empezó a llegar cada vez con más peligro. En los primeros diez minutos ya había tirado cuatro veces a la portería de Knudsen. Sin embargo no fue hasta el minuto 28 cuando Pablo abrió el marcador tras un buen centro de Mata. El interior derecho remató, el portero rechazó y volvió a recoger el balón para batirlo a bocajarro. El tanto hizo mella en el equipo escandinavo que veía como se desvanecían sus planes y seis minutos después fue Villa el que marcó a puerta vacía, tras una buena jugada de Pablo por la derecha. El gol se lo dedicó a su segunda hija recién nacida.

En el primer tiempo se notó el bajo estado de forma de David Silva, que aunque le puso intención le faltó ritmo de competición, no así Mata y Pablo que estuvieron mucho más participativos. El técnico Unai Emery sorprendió al dejar fuera del equipo al lateral izquierdo Mathieu y colocar en su puesto a un diestro como Bruno. Con la ausencia de Baraja por lesión, Emery colocó al argentino Ever Banega como cerebro del Valencia. El joven jugador se mostró voluntarioso y trabajador, pero tuvo algunas lagunas tácticas que no le costaron un disgusto a su equipo por la baja calidad del rival.

En la segunda parte, el Stabaek dio un paso al frente con la intención de recortar distancias, pero no pudo ante la mayor calidad de los blanquinegros. César, muy seguro y atento en todo el partido, acabó con las escasas ocasiones que tuvo el conjunto nórdico. El Valencia, con el 0-2 a favor, se relajó en exceso y no fue hasta el tramo final cuando reaccionó acompañado por los cambos de Emery, en los que introdujo a Zigic y Joaquín en el campo. El gaditano aprovechó una asistencia bombeada de Mata para deshacerse del portero y marcar a placer el 0-3 y sentenciar la eliminatoria.

  

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información