Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Laporta desprecia la cantera

  • Empleados del fútbol base denuncian que fue fueron olvidados en el reparto de entradas para la final
Empleados del fútbol base denuncian falta de atención del club
I.L. I.L.

A Joan Laporta le han pillado otra vez con el 'carrito de los helados'. El presidente del Barcelona, que un día sí y otro también calca su discurso sobre la cantera del Barça, a la que considera la mejor del mundo, resulta que la relega a un segundo plano cuando se trata de actos tan importantes para el club como es el reparto de entradas para la final de la Champions. Un acto de muy poca clase para un club que presume de estar en la élite del fútbol mundial.

Varios empleados del fútbol base quisieron denunciar estos hechos mediante cartas dirigidas a los medios deportivos catalanes más afines al club blaugrana (Sport y Mundo Deportivo). Sin embargo, y en una clara muestra de cómo el Barcelona controla los contenidos en estos medios, estos hechos nunca salieron a la luz por miedo a posibles represalias contra estos trabajadores.

La página web Pelikano recoge el contenido de una de estas denuncias, en las que se ve la falta de sensibilidad de los directivos del Barcelona a la hora de repartir las entradas de la final de la Champions entre los currantes del fútbol base. Este es un fragmento de dicha carta:

"Este año en que, después de tanto tiempo, el Barça ha logrado llegar a dos finales y ha entrado, por la puerta grande, en los anales de oro del fútbol mundial han perdido ustedes una oportunidad única para quedar como unos ‘señores’ y tener un detalle con unas personas que tanto están dando al Club. Bastaba, simplemente, con proporcionar un par de entradas a cada uno.

Señor Laporta, ¿Sabe usted cuántos equipos forman el fútbol base? ¿Quince tal vez?...... ¿Que representan 40 o 50 entradas para Valencia y para Roma, delante de las MILES que se han repartido entre amistades, compromisos, amiguetes y lo que en catalán llamamos ‘llepa fils’? ¿Por qué esa diferencia entre unos equipos y otros? ¿Por qué ese agravio comparativo? ¿Es que, acaso, no forman parte de una misma Familia Blaugrana?. ¿Sabe usted lo que hubiera representado poder asistir a alguna de esas finales históricas?. (Seguramente no puede saberlo porque, para usted y los suyos, lo normal es hacerlo)

Claro que, cuando uno es consciente de que no puede regalar ni una triste camiseta y tiene que decir que no aunque se la pida el Delegado de Deportes de algún ayuntamiento de España (después de haber festejado a tu equipo por todo lo alto); cuando, para poder ver al Barça en el Camp Nou, te relegan a las últimas filas del Gol Nord; cuando se regalan móviles de última generación a todo el equipo (directivos incluidos) y a ti no ‘te toca’; cuando no puedes llevar a nadie a ver el Estadio, ya no te extraña casi nada de lo que pueda suceder en el club de tus amores".

Ahora entendemos la definición de "Mes que un club", expresión muy utilizada dentro del mundo culé. Efectivamente, lo denunciado por estos empleados no es propio de un club de fútbol, sino de una república bananera. Vergonzoso es el trato de Laporta y de su Junta Directiva hacia los empleados de aquello de lo que más presumen, sus categorías inferiores. Y más aún que desde el club se alardee del buen funcionamiento de la cantera y luego no se tenga el más mínimo gesto por ellos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información