Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Mallorca se aprovechó del inocente Xerez

2-0. Una expulsión absurdo se lo puso fácil a los isleños
EFE EFE

La expulsión absurda del central argentino Leandro Andrés Giodaz (min. 39) fue determinante en la derrota (2-0) del Xerez en su debut en Primera ante el Mallorca en el Ono Estadi.

El equipo xerecista pagó la novatada, ya que hasta que se quedó en inferioridad numérica había dominado con autoridad a un Mallorca que sólo despertó tras la expulsión de Leandro. Además, le faltó suerte en algunas jugadas puntuales en la portería de Dudú Aouate y acabó con nueve jugadores por la expulsión de Carlos Calvo en el minuto 90. Aritz Aduriz y Tuni marcaron los goles del conjunto balear, que suma tres puntos muy importantes a la espera de terminar de confeccionar su plantilla.

- Ficha técnica:

2 - Mallorca: Aouate; Ramis, Rubén González, Nunes, Ayoze (Keita, min. 64); Castro (Corrales, min. 85), Martí, Mario Suárez, Tuni; Víctor (Webó, min. 70) y Aduriz.

0 - Xerez: Renan; Francis, Leandro, David Prieto, Mendoza; Calvo, Abel (Bergantiños, min. 62), Moreno, Víctor Sánchez, Momo (Armenteros, min. 64); y Maldonado (Antoñito, min. 71).

Goles: 1-0, min. 57: Aduriz marca de preciso cabezazo a centro de Tuni tras un grave error del meta Renán; 2-0, min. 60: Tuni engancha un gran disparo desde el vértice del aérea.

Arbitro: Estrada Fernández (comité catalán). Expulsó a Leandro (min. 39) y Calvo (min. 90) por doble amonestación. Mostró tarjetas amarilla a Ayoze, Martí, Tuni y Víctor Sánchez.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del Campeonato de Liga disputado en el Ono Estadi ante unos 11.000 espectadores. Antes del partido se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del jugador del Espanyol Daniel Jarque, los guardias civiles asesinados por ETA en Calviá, Diego Salvá y Carlos Saénz de Tejada, y el ex directivo del Mallorca Gregori Salvá.

El Mallorca tardó muchos minutos en encontrar su sitio en el campo, desbordado por las ganas y energía de su rival, novato en las lides de Primera, pero que salió con la lección bien aprendida. Todo funcionaba en el conjunto del "Cuco" Ziganda. Su esquema planteó enormes dificultades a un Mallorca plano, sin chispa, y, lo que es peor, sin un futbolista que marque las diferencias.

La afición ya extrañaba al venezolano Juan Arango -presente en las gradas del Ono Estadi-, al brasileño Cléber Santana, a José Manuel Jurado o al argentino Lionel Scaloni. La papeleta debían solventarla los de siempre, ayudados por dos delanteros -Tuni y Víctor- que la pasada temporada jugaron en Segunda, y con el debutante Rubén González, ex central del Celta. Poco bagaje para un equipo que cumple su decimotercera temporada consecutiva en Primera. Y de eso ya se había percatado su técnico, Gregorio Manzano, que avisó de que su plantilla necesitaba refuerzos de forma urgente. Con el Mallorca deambulando por el césped como alma en pena, el Xerez se dio un festín. Creó hasta cuatro ocasiones claras de gol, desbordó por la izquierda y la derecha, mandó en la zona ancha y sólo le faltó traducir ese dominio en el marcador.

Una expulsión decisiva

No lo hizo, y tras la absurda expulsión del argentino Leandro en el minuto 39 por doble amonestación, las cosas se le pusieron muy feas. Ya había avisado, no obstante, el conjunto balear en el minuto 21 con un disparo a bocajarro de Víctor que repelió el meta brasileño Renán, el mejor de su equipo hasta el error en el gol de Aduriz. El Mallorca, a duras penas, niveló las acciones y se fue al descanso con la sensación de que el partido no se le podía escapar. El conjunto xerecista acusó la desventaja numérica y centró todos sus objetivos en defenderse. Las ocasiones de los rojillos no tardaron en llegar y Renán (min. 54) salvó a su equipo en un mano a mano con el uruguayo Gonzalo Castro.

Apenas un minuto después pudo empatar el Xerez, pero el venezolano Giancarlo Maldonado falló de manera incomprensible al enviar el balón al cuerpo del meta Dudú Aouate. Tuni se encargó de tranquilizar a las gradas y hundir un poco más a los azulones, que hoy jugaron de blanco, al marcar un gran gol. Pero el Xerez, reñido con la suerte, luchó hasta el final. Tuni sacó un gol bajo los palos y Aouate se lució al despejar a córner un soberbio remate de Víctor Sánchez en el tramo final del partido.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información