Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Toquero decidió el duelo

1-0. El Athletic mejoró ante el Espanyol
EFE EFE

El Athletic Club se impuso por 1-0 al Espanyol en San Mamés gracias a un gol en el tramo final de Gaizka Toquero, un tanto que premió la mejoría del equipo rojiblanco con respecto a choques anteriores y la superioridad que ha mostrado hoy frente al un rival que fue de más a menos a lo largo del partido.

Ese gol -de jugador entregado y poderoso, algo que 'La Catedral' premia al ex del Sestao y el Eibar cada vez que puede- le ha servido al conjunto vasco para cambiar el ánimo de sus seguidores, un tanto alicaídos por el juego de su equipo en el mes de agosto, a pesar de su clasificación para la fase de grupos de la nueva Liga Europa. Además de los tres puntos, San Mamés quedó hoy satisfecho del juego del Athletic y de la aportación de Oscar de Marcos e Iker Muniain, dos jóvenes a los que, como a Toquero, reconoció su labor cuando fueron sustituidos.


- Ficha técnica:

1 - Athletic Club: Iraizoz; Iraola, Ustaritz, Amorebieta, Castillo; De Marcos (Susaeta, min.53), Gurpegui, Javi Martínez, Muniain (Gabilondo, min.89); Toquero (Yeste, min.87) y Llorente.

0 - RCD Espanyol: Kameni; Pillud, Roncaglia, Pareja, David García (Chica, min.61); Nakamura, Moisés, Verdú, Luis García; Iván Alonso (Callejón, min.87) y Tamudo (Ben Sahar, min.77).

Gol: 1-0, min.77: Toquero.

Arbitro: Clos Gómez (Colegio aragonés). Mostró tarjeta amarilla a los locales Amorebieta y Susaeta, y a los visitantes Roncaglia, David García, Nakamura, Verdú, Moisés y Luis García.

Incidencias: Casi lleno en San Mamés. Unos 38.000 espectadores, entre ellos varios centenares de animosos seguidores visitantes. Tarde veraniega, soleada y calurosa. Terreno de juego en perfectas condiciones.

El Espanyol bien pudo haber salido de Bilbao con un punto, pero quizás hubiese sido excesivo para un grupo más preocupado de lo colateral que de lo esencial del juego, en el que fue claramente decreciendo a medida que transcurría el choque. Joaquín Caparrós tiró desde el principio de los chavales a los que tanto jugo les ha sacado en pretemporada, De Marcos y Muniain, y de un jugador más en el bloque 'B' que en el 'A' de la plantilla, Gurpegiui, además de Ustaritz, obligado por una lesión de Ocio.

Tanto o más sorprendentes que las novedades, en el Athletic lo fueron las ausencias en el once inicial: Yeste y Susaeta, dos de los destacados en el mes que el equipo bilbaíno lleva de competición. Mauricio Pochettino, por su parte, ya utilizó hoy a cuatro de sus nuevos fichajes, Pillud, Roncaglia, Verdú y Nakamura, dentro de un equipo titular con una defensa casi en su totalidad argentina. Todo ello, no obstante, no avanzaba lo intenso y disputado del encuentro, sobre todo en sus primeros minutos, en los que el Athletic mostró buena imagen y el Espanyol avanzó unas intenciones al contraataque con las que no continuó en el resto del encuentro.

Ocasiones repetidas y el gol

Los locales ya contaron con tres ocasiones seguidas en el minuto 9 para abrir el marcador, pero a Gurpegui le sacó Kameni un cabezazo cruzado en el primer palo; Javi Martínez se cayó cuando parecía haber superado ya a Kameni en un mano a mano por el centro; y Llorente estuvo demasiado lento en una colada por la izquierda hasta el vértice del área pequeña. Ese minuto furioso del Athletic sirvió para ilustrar la primera hora de partido, con el conjunto local percutiendo y el visitante aguantando de pie la embestida.

Un par de remates de Toquero y De Marcos, espléndidamente respondidos por Kameni, y dos acciones peligrosas de Verdú e Ivan Alonso pudieron abrir un marcador que quedó inédito al descanso. La segunda mitad apenas ofreció nada hasta el tanto de Toquero, un gol más propio de un acreditado estilista que de un jugador que hace poco estaba en Segunda B. El alavés bajó con el pecho una apertura desde la banda izquierda y, ya perfilado hacia la portería y superado su marcador, corrió para batir a Kameni con un disparo incontestable. De ahí al final, un curso de compromiso con la camiseta del goleador del partido y un par de disparos de Llorente y Callejón demasiado altos para cambiar el resultado.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información