Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Una convivencia para cerrar filas

  • Hasta el próximo lunes no vuelven a reunirse
David Jorquera David Jorquera
La jornada de convivencia promulgada en el día de ayer por Luis Aragonés en el Hotel Meliá Barajas sirvió para que los convocados por el de Hortaleza, a excepción de Casillas y Sergio Ramos, que estaban con el Real Madrid en los actos institucionales de celebración del título de liga, se vieran las caras una semana antes de empezar a preparar en serio la Eurocopa de Austria y Suiza.

La movilización de jugadores estaba destinada fundamentalmente a cuatro puntos. Lo primero fue tomarles las medidas a los internacionales con el objetivo de encargar los trajes que lucirán en los desplazamientos oficiales. Otro de los trámites que realizaron fue el de firmar las primas que ya estaban pactadas con anterioridad dependiendo de los diferentes objetivos que se consigan (245.000 euros si se consigue el campeonato). La planificación del trabajo fue otro de los puntos en los que Aragonés puso especial énfasis. Las dobles sesiones serán habituales, y se pretende que por cada cuatro días de trabajo, el seleccionador ofrezca un día de permiso a sus jugadores. También habrá jornada de descanso el día posterior a los partidos. Por último, los internacionales fueron advertidos de que habrá "vampiros" en las diferentes concentraciones de la Eurocopa.

Torres y Reina, blancos

Una de las curiosidades de la mañana fue ver que el color blanco dominaba entre los internacionales del Liverpool. De esta forma, Torres y Reina, aparecieron con sendas camisas blancas, corta el portero y larga el delantero. Las bromas sobre la "blanqueza" de su vestimenta fue una de las anécdotas de la mañana. Por contra, Puyol apareció con una camisa negra, tal vez como símbolo de la temporada de luto que le ha tocado vivir al capitán del Barcelona.

Aragonés recibió a los suyos personalmente. Estrechó la mano de todos ellos e intercambió unas breves palabras con algunos como Iniesta o Xabi Alonso en el hall del hotel Meliá Barajas. Los últimos en llegar a la convivencia fueron los jugadores del Villarreal (Senna, Capdevila y el internacional absoluto de nuevo cuño, Santi Cazorla). Precisamente este último, Cazorla, confirmó que tras la llamada de Aragonés tuvo que cancelar un viaje que tenía previsto realizar a Bahamas.

Otra de las anécdotas fue ver a Silva como si fuera a marcharse directamente a Austria. El valencianista portaba una mochila al hombro además de una maleta. El canario, todo ilusión, no disimuló sus ganas por hacer un buen papel en la Eurocopa.

Tras finalizar el almuerzo, los jugadores salieron disparados de Madrid. Ahora disfrutarán de una semana de vaciones, que les servirá para cargar las pilas. El próximo lunes, a partir de las 13:00 horas, están citados en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para empezar, esta vez sí, la verdadera concentración de cara a la Eurocopa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información