Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La justicia argentina, contra los pasaportes falsos de jugadores

EFE EFE

La justicia argentina ha confirmado los procesamientos de 25 miembros de una presunta "asociación ilícita" dedicada a falsificar pasaportes italianos otorgados a futbolistas para que no ocuparan plazas de extranjeros en equipos de Europa.

La medida ha sido adoptada por la Cámara Federal de Buenos Aires que, al ratificar el procesamiento de los imputados, señala a la notaria María Elena Tedaldi, condenada en Italia por el pasaporte otorgado al centrocampista Juan Verón en el año 2000, como "jefa" de la organización.

El tribunal, integrado por los magistrados Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah, ordenó investigar "si existió cuanto menos connivencia por parte de funcionarios consulares (italianos), con respecto a algunas de las maniobras desplegadas por las organizaciones descritas".

La investigación comenzó en 2008 a cargo del juez federal Norberto Oyarbide, quien dispuso varios registros en clubes de fútbol de Argentina, y ha sido convalidada por la Cámara Federal, que ha imputado a los acusados de los delitos de "dádivas", "falsificación de sellos oficiales" y "falsificación de documentos".

La denuncia que promovió la apertura de la causa fue presentada por el cónsul italiano en Argentina, Giancarlo Curcio, a quien le resultaba "sospechoso" el intento del guardameta Juan Pablo Carrizo para obtener la doble ciudadanía.

"El año pasado presentó una documentación que no fue aceptada en Italia, pero ahora está jugando allá como argentino. Esto significará algo, ¿no?", se preguntaba entonces el diplomático.

Entre los trámites presuntamente irregulares señalados en el fallo judicial figuran, entre otros, los de los jugadores Juan Forlín (Espanyol, ESP), Diego Placente (Buedeos, FRA), Gonzalo Bergessio (Saint-Etienne, FRA), Juan Pablo Carrizo (Zaragoza, ESP) y Sebastián Battaglia (Boca Juniors).

En el fallo se indica que la maniobra ilegal "centraba su funcionamiento en la gestoría 'Ciudadanía Express', de propiedad de Tedaldi, dedicada a la realización de trámites para obtener diferentes ciudadanías europeas, en particular y en lo que a esta decisión interesa, la italiana".

"Han sido reunidas suficientes pruebas para afirmar a estas alturas la concurrencia de planes indeterminados en la asociación investigada, que actuaba en el seno de 'Ciudadanía Express' en forma paralela a las actividades legítimas que allí también se desplegaban y de modo coordinado con otras personas ajenas al negocio", añade.

Según el tribunal, en uno de los casos se ha verificado que "los certificados acompañados y las firmas insertas en ellos habían sido adulterados, utilizándose sellos incautados en poder de Tedaldi e incluyendo datos espurios".

En cuanto al caso del futbolista Placente, cuya nacionalidad fue gestionada en la localidad italiana de Paludi, Cosenza, los jueces resaltan que los dos oficios que llegaron a poder de las autoridades de ese municipio tenían "el sello y las firmas correspondientes al consulado de Italia en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires".

"Sin embargo, desde esa sede se negó terminantemente haber emitido la documentación ni contar con la información ahí incluida", afirman.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información