Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Osasuna estrena triunfo esta temporada

  • Valladolid 1 - 2 Osasuna
Valladolid 1 - 2 Osasuna
EFE EFE

El Atlético Osasuna sumó su primera victoria de la temporada ante un Real Valladolid que lleva seis meses sin ganar en Zorrilla y que esta noche jugó con más corazón que cabeza, aunque "desgastado" por las expulsiones de Luis Prieto y de César Arzo.

El Valladolid prolonga de este modo su mala racha en Zorrilla que arrancó el pasado 15 de marzo, cuando se impuso al Getafe con un gol del uruguayo Fabián Canobbio. Tampoco hoy lo tenía fácil, ya que Osasuna practica un juego directo y es un rival muy difícil de jugar para el "estilo" de Mendilibar, basado en la presión. Tras sumar sólo un punto de nueve, los de Camacho también estaban hoy necesitados. El técnico murciano, que contaba con cuatro bajas por las lesiones de Delporte y Dady, la sanción de Sergio y la concentración con la selección sub'20 de Azpilicueta, ideó un once con dos delanteros natos, Pandiani y Aranda.

PANDIANI ROMPE EL TEDIO DE LA PRIMERA PARTE

El partido comenzó feo y trabado, como suelen ser los que ambos equipos "negocian" entre sí. Mendilibar, que sólo contó inicialmente con dos fichajes en el último partido en Zorrilla, hoy dispuso un once que incluía a siete incorporaciones de este verano lo que, de entrada, propició falta de compenetración y de ensamblaje. Así las cosas, el Real Valladolid comenzó con cierto aplomo pero sin profundidad alguna ante un rival que hoy tenía notable peligro arriba, aunque adolecía de falta de ideas claras para enlazar con sus puntas.

                           FICHA TÉCNICA

1 - Real Valladolid: Jacobo; Barragán, César Arzo, Luis Prieto, Nivaldo; Medunjanin, Alvaro Rubio; Nauzet (Sisi, min 46), Jonathan Sesma (Baraja, min. 65), Héctor Font y Manucho (Diego Costa, min 46).

2 - Osasuna: Ricardo; Oier, Miguel Flaño, Josetxo, Monreal; Juanfran (Masoud, min. 86), Rúper, Nekounam (Puñal, min. 70), Camuñas; Pandiani y Aranda (Galán, min 70).

Goles: 0-1: Min 25, Pandiani. 1-1: Min. 47, Costa. 1-2: Min 71, Galán.

Arbitro: Paradas Romero (Comité Andaluz). Amonestó a Font, Medunjanin, Manucho, Flaño, Ricardo, Rúper y Monreal. Expulsó a Prieto por un agarrón siendo el último defensor (min. 40) y a César Arzo por doble amarilla (min. 80).

Incidencias: Estadio Zorrilla. 14.400 espectadores.

Osasuna dejaba tocar cómodo a un Valladolid que cargó su juego por la banda izquierda, aunque sin precisión. Los navarros no daban tres pases seguidos y el partido tenía pinta de 0-0 cuando el uruguayo Walter Pandiani, en el primer lanzamiento a puerta de su equipo, disparó desde fuera del área y sorprendió a Jacobo (min. 25). El Valladolid siguió jugando igual. Mendilibar no cambia nunca el sistema ni la formación salvo expulsión o cataclismo, así que los locales se encomendaron a la paciencia y a las virtudes a balón parado del holandés Haris Medunjanin.

LA EXPULSIÓN DE PRIETO CONDICIONÓ EL PARTIDO

El Osasuna seguía jugando a pelotazos y los de Mendilibar no tenían a qué presionar. Sin embargo, una de las excepciones bajo las que el Valladolid mueve sus piezas se produjo en el minuto 40, cuando Paradas Romero expulsó a Luis Prieto por una falta siendo el último defensor. A partir de ahí, Osasuna acentuó aún más su cautela y los de Mendilibar no fueron capaces de alterar el marcador antes del descanso.

En la reanudación, los navarros siguieron con su ataque directo y el Valladolid, con la salida de Diego Costa, supo manejar algo mejor el partido. De hecho, el delantero brasileño, suplente hoy por el "corsé" de Mendilibar, que impide jugar con dos puntas, fue el autor del gol del empate en el primer minuto de esta fase.

GALÁN ROMPE EL EMPATE

Pese a jugar con diez, el Valladolid tuvo "alma" y capacidad de sufrimiento, de modo que cuando los navarros se hicieron con el gobierno del medio campo el partido se convirtió en una pelea táctica en la que el oxígeno que Diego Costa aportó a sus compañeros resultaba fundamental. Osasuna dominó y jugó con criterio, aunque exponiéndose a las "contras" de un Valladolid que finalmente, por el desgaste físico, se echó atrás para acabar encajando otro gol en una indecisión defensiva que permitió a Galán certificar el definitivo 1-2.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información