Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Girondins busca noquear al Maccabi

  • Una derrota de los israelíes, a priori el equipo más débil del grupo, les dejaría muy "tocados" de cara a sus aspiraciones clasificatorias
Girondins Burdeos - Maccabi (20:45)
EFE EFE

El Girondins de Burdeos recive al Maccabi Haifa israelí en un encuentro en el que espera confirmar sus haspiraciones europeas y mostrar el brillante juego que le ha permitido situarse al frente de la liga francesa.

Su victoria frente al Rennes (1-0) le ha llevado a recuperar el liderato nacional y le ha dado fuerza para afrontar a su nuevo rival en la segunda jornada de la Liga de Campeones. Tras haber empatado (1-1) en la primera jornada frente a el Juventus de Turín con un tanto de Jaroskav Plasil, los de Burdeos esperan a su nuevo contrincante del grupo C con mucha seguridad y ambición. "Nos sentimos fuertes, vamos a intentar ganarlo todo", anunció el capitán del equipo, Alou Diarra. "Recibimos a un adversario que está a nuestro alcance. Está claro que si podemos ganar este partido marcaremos nuestras

FICHA TÉCNICA

Girondins Burdeos: Carrasso; Chalmé, Planus,

Ciani o Henrique, Trémoulinas; Plasil, Fernando,

A. Diarra, Gourcuff, Wendel; Chamakh.

Maccabi Haifa: Davidovitch; Meshumar, Teixeira,

Keinan, Masilela; Ghadir, Culma o Boccoli, Kayal,

Katan, Golosa; Dvalishvili.

Estadio: Chaban-Delmas (20:45)

Árbitro: Eric Braamhaar (HOL).

ambiciones en esta competición", prosiguió Diarra.

El equipo galo, que no conoce la derrota en partido oficial desde el pasado 7 de marzo, afronta este encuentro con cuatro posibles bajas: la de Jussie, aquejado de gripe; Yoan Gouffran con problemas en la cadera; Fernando con dolores en el abdomen; y Michael Ciani, con molestias en un tobillo. El entrenador, Laurent Blanc, calificó este partido de "capital" y pidió a sus jugadores a través de la página web del equipo que sean "aún mejores" que frente al Rennes.

El Maccabi, que perdió (0-3) frente al Bayern de Múnich en la primera jornada, viaja a Francia con la intención de jugar sin complejos. El equipo entrenado por Evisha Levi, el primer israelí que disputa la máxima competición continental de clubes, tendría que ganar para conservar sus posibilidades de clasificación para los octavos de final del campeonato. En caso de derrota, los israelíes quedarían prácticamente eliminados.

Levi podrá contar con el colombiano Ihon Jariro Culma, suspendido frente al Bayern, para el encuentro de Burdeos, donde se esperan entre 27.000 y 28.000 espectadores.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información