Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Scholes y Giggs mantienen arriba a los 'red devils'

  • Los alemanes intentarán romper la racha del United que dura ya más de cuatro años
Manchester Utd. - Wolfsburgo (20:45)
EFE EFE

El Wolfsburgo alemán tiene ante sí el complicado reto de lograr la victoria en el campo del Manchester United, un "Old Trafford" que no ve cómo pierde su equipo en 'Champions' desde el lejano febrero de 2005 y donde le espera el líder de la Premier, empatado a puntos con el Chelsea.

El conjunto inglés ha ganado sus últimos siete partidos oficiales y pretende hacer lo propio frente a los bávaros para alcanzar los seis puntos, dejando atrás al que, a priori, es su mayor rival por el primer puesto del grupo y con el que ahora mismo comparte liderato.

Los pupilos de Alex Ferguson afrontan este duelo con la moral por las nubes después de la formidable racha de victorias que han conseguido encadenar, algunas de ellas conseguidas ante rivales de entidad como el Manchester City, el Arsenal o el Tottenham. Los "diablos rojos" comandan la Premier gracias a la segunda juventud -si es que alguna vez les abandonó- por la que pasan sus dos jugadores "tótem": Paul Scholes y Ryan Giggs. El primero es protagonista de las páginas de deportes de los periódicos británicos, que se han detenido a analizar cómo a sus casi 35 años ejerce de canalizador del juego de su equipo, con 286 pases correctos de 309 intentos (el 92,6 por ciento). Giggs, por su parte, dio una lección de fútbol en los 35 minutos que jugó contra el Stoke, y participó de forma crucial en la consecución de los dos tantos que dieron la victoria a su equipo. Sus actuaciones han abierto el debate sobre si sus teóricos sustitutos, Anderson y Nani, están a la altura y si la inversión realizada por ellos en 2007 -unos 55 millones de euros- mereció la pena.

El Manchester United y el Wolfsburgo están encuadrados en un grupo difícil en el que también se encuentran el CSKA de

FICHA TÉCNICA

Manchester United: Foster; O'Shea, Ferdinand,

Vidic, Evra; Valencia, Carrick, Fletcher, Giggs;

Berbatov y Rooney.

Wolfsburgo:
Benaglio; Riether, Madlung, Barzagli,

Schäfer; Josue o Pekarik; Hasebe, Gentner;

Misimovic; Grafite y Dzeko.

Árbitro: Viktor Kassai.

Estadio: Old Traffor (20:45)

Moscú -entrenado por el ex del Real Madrid Juande Ramos- y por el Besiktas turco, al que los "diablos rojos" vencieron a domicilio por 1-0. Ferguson no podrá contar para el partido de mañana con Owen Hargreaves, lesionado, mientras que Ferdinand es duda, ya que sus continuos problemas físicos no parecen remitir.


El campeón alemán, por su parte, llega a Manchester en plena racha goleadora de uno de sus delanteros estrellas, el bosnio Edin Dzeko, que ha afilado la puntería en sus últimos compromisos frente a las irregularidades mostradas por el brasileño Grafite, pese al fulminante debut de éste -con tres goles- en la Liga de Campeones ante el CSKA Moscú. También el centrocampista Zlatan Misimovic, el otro integrante del triángulo mágico clave en la conquista del título, ha vuelto al nivel de la temporada pasada.

 

"Tenemos que mejorar en defensa"

En ataque, el Wolfsburgo sigue siendo un equipo interesante pero atrás ha mostrado algunos problemas. En la Liga de Campeones, a diferencia de lo que ha ocurrido en los últimos partidos de la Bundesliga, el equipo de Armin Veh podrá contar con su portero titular Diego Benaglio, que está purgando una sanción en el torneo doméstico. Posiblemente, el regreso de Benaglio pueda darle cierto orden y seguridad a la defensa ante uno de los rivales más fuertes de la Liga de Campeones. "Tenemos que mejorar en defensa, de lo contrario no tenemos posibilidad alguna", ha reconocido Veh de cara al partido. De hecho, de momento, el Wolfsburgo tiene la tercera peor defensa de la Bundesliga, y eso, sin duda, resulta preocupante en la víspera de un enfrentamiento con la delantera formada por Wayne Rooney y Michael Owen. "Podemos resolver esos problemas si volvemos a marcar cuatro goles", ha bromeado el centrocampista Christian Gentner, interrogado sobre los problemas defensivos que mostró el equipo en la victoria por 4-2 ante el Hannover 96.

Pese a los problemas en la retaguardia, que pueden agravarse si el brasileño Josué -que es duda por lesión- termina causando baja, en el Wolfsburgo hay optimismo y cierta euforia ante un partido en el que, por el nombre y el nivel del rival, el equipo del norte de Alemania no tiene nada que perder. "Todo es posible y nosotros también tenemos nuestras posibilidades", ha dicho Dzeko pensando en el partido de mañana. Benaglio, por su parte, ha dicho que el Wolfsburgo no se debe dejarse cegar por la fama de ManU y ha recordado que no es tan distinto jugar en Old Trafford a medirse en Múnich al Bayern.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información