Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Cuestión de autoestima

Valladolid-Athletic
EFE EFE

El Valladolid recibe al Athletic, que llega con tres derrotas consecutivas, con el objetivo de romper su racha de partidos sin vencer en Zorrilla que arrancó el pasado 15 de marzo.

Esta temporada, tras sumar dos derrotas en casa ante Valencia (2-4) y Osasuna (1-2), el equipo aún no ha dado la primera alegría en Zorrilla a sus aficionados, que han batido este año el registro histórico de abonados. El defensa madrileño Alberto Marcos se he recuperado de sus molestias y podrá jugar, lo cual es una preocupación menos para Mendilibar, que no tiene otro lateral zurdo específico en la plantilla. Sin embargo, el entrenador vizcaíno del Valladolid no podrá contar con este partido con el portero paraguayo Justo Villar, con molestias en el recto anterior de su pierna izquierda, ni con el central César Arzo, que cumple el último partido de sanción con el que fue castigado tras su expulsión ante el Osasuna.

Alineaciones probables:

Valladolid: Jacobo; López, Prieto, Nivaldo, Marcos; Sisi, Borja, Rubio, Sesma; Cannobio y Costa.

Athletic: Iraizoz; Iraola, Ocio, Ustaritz, Koikili; Susaeta, Javi Martínez, Gurpegui, David López; Toquero y Llorente.

Árbitro: Clos Gómez (Comité Aragonés).

Estadio: Zorrilla.

Hora: 17.00 horas.

Por decisión técnica se quedan fuera de la convocatoria Bueno, Asier, Marquitos y Pelé. José Luis Mendilibar aseguró esta semana que el Athletic es un equipo "difícil de presionar" y ante el que hay que poner "mucha atención" en las segundas jugadas. "Si lo hacen bien serán difíciles de parar, será importante no hacer faltas en exceso", manifestó el técnico. Mendilibar insistió en la necesidad de que su equipo "no tenga miedo", que la cabeza "funcione bien" y que haya "tensión, intensidad y concentración".

Un Athletic con dos caras

El Athletic Club visita el Nuevo Zorrilla con la intención de recobrar la autoestima tras las derrotas encajas ante Tenerife, Sevilla y Werder Bremen y cortar una racha negativa que ha apagado el ambiente de euforia desatado en Bilbao tras un arrollador inicio de campeonato. La firmeza defensiva exhibida por los de Joaquín Caparrós en esas tres primeras jornadas y en el convincente debut en la Liga Europa han dado paso de repente a una inquietante fragilidad que parecía desterrada, pero que ha vuelto a aflorar y ha castigado al equipo bilbaíno con siete goles en contra en los dos últimos compromisos.

El partido del pasado jueves en Bremen condensó en noventa minutos esas dos versiones tan diferentes de este Athletic, la gris y timorata de la primera parte y, aunque ya con 2-0 en contra y demasiado tardía, la más ágil y descarada de la segunda coincidiendo con la entrada al campo del juvenil Muniain. Es una incógnita cual de ellas ofrecerá el equipo de Caparrós en Pucela, si bien es cierto que ha sido lejos de San Mamés donde al equipo rojiblanco le ha costado más expresarse con soltura.

En cuanto al once, el técnico andaluz ha asegurado tenerlo "superclaro", si bien no ha ofrecido pistas en la última sesión previa. La única novedad confirmada respecto a la pasada jornada es la baja del sancionado Amorebieta y la entrada de Aitor Ocio para formar pareja con Ustaritz en el eje de la zaga. En el resto del equipo titular, es posible que Gurpegui vuelva a centrar su posición tras el experimento de Bremen en la banda derecha, a donde muy probablemente regresará Susaeta. Además, Koikili y David López también cuentan con opciones de relevar a Castillo y Gabilondo en la banda izquierda.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información