Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Getafe hace del Coliseum un fortín

  • Getafe 2 - 1 Osasuna
Getafe 2 - 1 Osasuna
EFE EFE

El Getafe sacó petróleo de su mal juego ante Osasuna, que falló múltiples ocasiones en las botas de Carlos Aranda y que salió con los bolsillos vacíos del Coliseum Alfonso Pérez por culpa de un golazo de Pedro León.

Ambas escuadras llegaban a la cita con diferentes sensaciones. Los navarros, con dos victorias consecutivas bajo el brazo y con intenciones de aumentar la buena racha de partidos ganados. Enfrente, un equipo que todavía no ha encontrado su identidad, capaz de lo mejor y de lo peor. Hace una semana, el Getafe completó ante el Zaragoza un encuentro para olvidar con derrota incluida. La jornada anterior ganó con solvencia al Valencia. Los de Míchel tienen dos caras. La llegada de los hombres de José Antonio Camacho al Coliseum Alfonso Pérez tenía que servir para confirmar que puede ser un equipo destinado a aspirar a cotas más altas que la simple permanencia.

ABURRIDA PRIMERA PARTE

Esas eran las intenciones de la escuadra "azulona". Pero en eso se quedaron, en simples intenciones. La primera parte fue un auténtico tostón. No pasó casi nada. Sólo un arreón en el segundo minuto de Roberto Soldado, que a punto estuvo de inaugurar el marcador con un remate de cabeza que se marchó fuera de la portería defendida por Ricardo. Después, llegó una larga travesía por el desierto infumable. Ninguno de los dos contendientes lograban dar más de tres pases consecutivos. De hecho, Osasuna tardó "sólo" 18 minutos en contrarrestar la ocasión "azulona". Lo hizo Nekounam con un testarazo a la salida de un córner.

Entonces, Osasuna se envalentonó y tuvo la mejor ocasión para marcharse por delante en el marcador antes del descanso. Un error garrafal de "Cata" Díaz dejó a Aranda delante de Ustari, pero la tarde no estaba para florituras y el malagueño mandó la pelota al Cerro de Los Ángeles, centro geográfico de España. Roberto Soldado marcó, pero su gol fue anulado por fuera de juego y no hubo más en el primer tiempo. La llegada del descanso fue un alivio para muchos. Por lo menos, estaban los bocadillos.

FICHA TÉCNICA

2 - Getafe: Ustari; Miguel Torres, "Cata" Díaz, Mario, Mané; Casquero (Boateng, min. 50), Celestini; Pedro Léon (Contra, min. 75), Adrián (Manu, min. 69), Albín; Soldado

1 - Osasuna: Ricardo; Oier, Miguel Flaño, Josetxo, Monreal; Juanfran (Massoud, min, 74), Puñal, Nekounam (Rúper, min. 74), Camuñas; Aranda y Pandiani.

Goles: 1-0, min. 55: "Cata" Díaz. 1-1, min. 57: Aranda. 2-1, min. 76: Pedro Léon.

Árbitro: Turienzo Álvarez (Comité Castellano Leonés): Mostró cartulina amarilla a Casquero (min.21) y Mario (min. 43) por parte local, y a Pandiani (min.31) y Camuñas (min.90) por parte visitante.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada del campeonato nacional de Liga disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante unos 9.000 espectadores. Vicente Del Bosque, seleccionador nacional, presenció el encuentro desde el palco de autoridades.

CATA DÍAZ Y ARANDA MARCAN A LA REANUDACIÓN

La reanudación trajo nuevos aires al partido, que por fin comenzó a parecerse a algo similar al fútbol. Comenzó como acabó, con una ocasión clamorosa de Carlos Aranda, que se recreó en el aire para rematar en plancha una pelota que flotaba dentro del área pequeña. El jugador osasunista mandó el balón por la línea de fondo. Era la tercera ocasión clara que fallaba. Aún le quedaba otra. Poco después, solo dentro del área, mandó de nuevo el esférico fuera de los dominios de la portería defendida por Óscar Ustari.

Entre medias, el Getafe aprovechó un córner para marcar. El argentino Daniel "Cata" Díaz remató con fuerza a la red un córner sacado por Pedro León y puso a su equipo por delante. Entonces, por fin, Aranda armó su fusil y apuntó con certeza. Sin tiempo para que el Getafe disfrutara su tanto, el andaluz aprovechó un centro de Juanfran para empatar el duelo. Su remate entró con incertidumbre, y Aranda, a la quinta, celebró su gol como si se le fuera la vida.

PEDRO LEÓN DECANTA EL CHOQUE

Los hombres de Míchel no tuvieron otra que despertar del letargo. Y, afortunadamente, para el técnico madrileño, el Getafe lo hizo. Primero, con un remate de Soldado que falló una clara ocasión. Y después, con Pedro León, que marcó un auténtico golazo desde la línea de banda. De nuevo, el murciano, se erigió como un jugador decisivo para su equipo.

El tanto del extremo diestro dejó grogui a Osasuna, que no pudo levantar cabeza. Los navarros merecieron sacar, como mínimo, un punto del Coliseum. Al final, regresaron a Pamplona con las manos vacías y dieron un respiro al Getafe, que sigue sin encontrar un estilo definido.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información