Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Sporting apabulla al Mallorca en la segunda parte

  • Sporting 4 -1 Mallorca
Sporting 4 -1 Mallorca
EFE EFE

El Sporting de Gijón, que se complicó el partido con un penalti inocente cometido por el francés Gregory Arnolin en la primera parte, fue un auténtico vendaval en la segunda, en la que dejó en evidencia a la zaga mallorquinista para imponerse por un contundente 4-1, marcador que la afición local no recuerda en Primera División.

El Sporting dominó con claridad los primeros diez minutos e incluso pudo adelantarse en el marcador en un gran pase en profundidad de Diego Castro sobre Barral que sorprendió a la defensa balear y que el delantero tocó un tanto forzado saliendo el balón a pocos centímetros de un superado Aouate. Sin embargo, en una jugada sin peligro en la que Gregory tenía toda la ventaja, el central rojiblanco se entretuvo y cuando Aduriz le llevó la pelota en un lateral del área, le empujó de forma instintiva, provocando un inocente penalti que Martí transformó por alto.

DOMINIO ABSOLUTO DEL SPORTING

Por segundo partido consecutivo, el Sporting se encontró con un gol en contra por un penalti absurdo que en Pamplona le costó los tres puntos y hoy en El Molinón le ponía el partido muy cuesta arriba. El Mallorca no volvió a crear peligro en toda la primera mitad e incluso pasó por apuros defensivos tanto en jugadas a balón parado como en alguna de las llegadas rojiblancas mientras que Juan Pablo sólo tuvo trabajo en algunos rechaces en largo a pase de sus compañeros.

De esta manera, con el Sporting intentándolo por las bandas pero haciendo siempre un regate de más transcurrieron los minutos hasta el descanso con la sensación de que el equipo local había sido muy superior, pero el marcador reflejaba todo lo contrario.

FICHA TÉCNICA

4. Sporting: Juan Pablo; Lora, Gerard, Gregory, Canella, Míchel, Rivera, Luis Morán, De las Cuevas (Carmelo, m. 75), Diego Castro (Kike Mateo, m. 84) y Barral (Bilic, m. 66).

1. Mallorca: Aouate, Josemi, Nunes, Ramis, Ayoze, Mario Suárez (Julio Álvarez, m. 73), Martí, Borja Valero, Víctor (Webó, m.64), Tuni (Pezzolano, m. 69) y Adúriz.

Goles: 0-1, m.10: Martí de penalti; 1-1, m.58: Luis Morán; 2-1, m.64: De las Cuevas; 3-1, m.68: De las Cuevas y 4-1, m.83: Bilic.

Árbitro: González González, sustituyó a última a hora a Teixeira Vitienes que era el designado para este encuentro. Mostró tarjetas amarillas a Diego Castro (m. 25), Nunes (m. 28) y Barral (m. 35)

Incidencias: Partido disputado en el estadio de El Molinón con la asistencia de alrededor de 20.000 espectadores.

CUATRO GOLES COMO CUATRO SOLES

La vuelta del vestuario fue con los mismos protagonistas y reparto de dominio territorial que hasta ese momento había sido claramente local y si en la primera mitad un fallo de Gregory supuso que el Mallorca se adelantara en el marcador en esta segunda el fallo fue de Juan Pablo en una entrega, pero Aduriz disparó flojo. El partido se convirtió en toma y daca y en esta tesitura una genialidad de Luis Morán supuso el empate, en un balón que llegó a su poder, se internó y casi sin ángulo disparó al palo del portero y Aouate vio cómo le superaba ante el delirio de la afición.

Delirio que tuvo su prolongación seis minutos después, cuando Diego Castro entró por la banda izquierda deshaciéndose de contrarios y puso el balón a De las Cuevas, que sólo tuvo que empujarlo para dar la vuelta al marcador. Este segundo gol fue un mazazo para el Mallorca que perdió el sitio totalmente y, un minuto después, Bilic se hizo con un balón en el centro de campo y vio desmarcado a Luis Morán que entraba solo, pero su disparo salió ligeramente desviado.

DE LAS CUEVAS, EL HOMBRE DEL PARTIDO

No cejó en su empeño el Sporting que estaba jugando los mejores minutos ofensivos de esta temporada, encontrando huecos en la defensa balear en la que De las Cuevas hizo estragos y marcó el tercer gol en una vaselina desde el borde del área ante la protesta de los mallorquinistas que pedían fuera de juego, pese a que Juanmi lo rompía. El Sporting totalmente desmelenado puso en evidencia la defensa mallorquinista, que aún se vio superada, en el minuto 83, por un nuevo tanto del croata Mate Bilic que cerró la goleada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información