Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Robinho el futuro Ronaldinho del Barça

  • Está enfrentado con su entrenador y compañeros en el Manchester City
Pondrá de moda las ‘camisinhas’ en el vestuario
I. L. I. L.

En esa línea de desatinos, el club azulgrana quiere la cesión de Robinho en el mercado de invierno para reforzar el equipo. El brasileño puede acabar en el vestuario azulgrana en el mercado de invierno y su llegada supondrá todo un reto para un vestuario disciplinado que empieza a tener disparidad de criterios con Guardiola.

La llegada de Robinho es la muerte anunciada de Henry, al que ya se le invita a abandonar el club porque Guardiola tampoco tiene ‘feeling’ con él. Seguro que con Robinho el entrenador azulgrana acaba siendo gran amigo, sobre todo porque le suministrará ‘camisinhas’ a él y a todos sus nuevos compañeros, a los que retará e intentará robar protagonismo para “ser el mejor jugador del mundo”.

Si el Manchester City traga, que tragará harto de las lesiones y el carácter egocéntrico del futbolista, Robinho será el fiel heredero de Ronaldinho en el equipo barcelonista. ‘El bicicletas’ seguro que maravilla a la afición culé que, tarde o temprano, acabará comprendiendo que este futbolista quita más que da. Y si no que pregunten en el vestuario del Real Madrid o ahora en el del City, donde ya no aguanta al egocéntrico futbolista.

 

Una fama penosa

Su mala fama de juerguista y fiestero no parece preocupar en el Barcelona, que quiere vender ilusión a su afición después de comprobar que la plantilla es demasiado corta para afrontar una temporada tan dura como la que se presenta. Robinho, que se las sabe todas, está poniendo cara de ángel ante las carantoñas que llegan desde el club blaugrana. De momento en el City ha jugado esta temporada tres partidos por lesiones y por estar enfrentado con su entrenador, que ha preferido alinearse con sus jugadores antes que con este polémico futbolista brasileño.

El Barcelona ha planteado al Manchester City una cesión con opción de compra. Se comprometería a pagar la mitad de la ficha del delantero brasileño cercana a los cuatro millones de euros aunque los ingleses pueden pedir que asuman toda la ficha. Después, deberían acordar la cantidad del traspaso, que no estaría nunca por debajo de los 30 millones de euros, ya que el City pagó al Real Madrid más de 40 por él. Su traspaso ha sido uno de los pocos aciertos de la etapa de Calderón, que además de hacer caja se quitó un serio problema del vestuario.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información