Ir a versión clásica Ir a versión móvil

A puñetazo limpio

Notario y Catalá portagonistas del Celta-Albacete
EFE EFE

El guardameta del Albacete Balompié, Antonio Notario y el defensa central del Celta, David Catalá (ex jugador del club manchego) se enzarzaron en una pelea a puñetazos en el túnel de vestuarios al finalizar el choque que enfrentaba a sus respectivos equipos en la tarde de ayer.

Así quedó reflejado en el acta que redactó el colegiado del encuentro, José Ramón Piñeiro Crespo, a la que ha tenido acceso Efe y en que también queda constancia de que el segundo entrenador del Celta de Vigo, Carlos Hugo García, llamó "hijo de puta" y amenazó de muerte a Notario. Según el acta, sólo la intermediación de otros jugadores de ambos equipos y, posteriormente, de la seguridad privada del club vigués evitó males mayores

El acta redactada por el árbitro dice: "Una vez finalizado el partido, al bajar las escaleras del túnel de vestuarios y dentro del mismo, podemos apreciar un tumulto entre varios jugadores de ambos clubes, en el cual pudimos observar como el jugador nº24 del club Celta de Vigo (D. David Catalá Jiménez) y el nº 13 del club Albacete Balompié (D. Antonio Notario Caro) como se golpeaban con sendos puñetazos en la cara, mientras eran separados por sus compañeros".

Y prosigue: "También pudimos apreciar como el 2º entrenador del club Celta de Vigo (D. Carlos Hugo García Bayón) le decía al nº13 del club Albacete: "Me cago en tu puta madre te voy a matar", a la vez que este jugador era sujetado por varios jugadores ya que tenía la intención de agredirle". El acta del colegiado añade que: "Acto seguido la vigilancia privada del club procedió a separar a los jugadores, entrando éstos en sus vestuarios sin que hubiera más incidentes. Nota: El delegado del club Albacete Balompié nos entrega un parte médico en el que hace constar que el jugador nº 13 D. Antonio Notario Caro presenta un hematoma en su cara".

Tras lo apuntado por Piñeiro Crespo, ambos jugadores se exponen a una sanción que podría situarse entre cuatro y doce partidos, en función de lo establecido en el código disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol. Según reza el artículo 98.1 de dicho código, "agredir a otro, sin causar lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido o una distancia tal de donde el mismo se desarrolla que resulte imposible intervenir en un lance de aquél, se sancionará con una suspensión de cuatro a doce partidos".

Si Notario o Catalá registraran algún tipo de lesión por la pelea que tuvieron este sábado en Vigo, la sanción podría ser mayor ya que el segundo punto del artículo 98 determina que "se sancionará de seis a quince partidos cuando se origine una lesión que determine la baja del ofendido, siempre que no constituya falta más grave". El partido, disputado ayer en el estadio de Baladíos, terminó con un empate a un gol.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información