Ir a versión clásica Ir a versión móvil

¡Vaya meneo!

  • Negredo firmó dos goles, y Silva e Iniesta pusieron el juego. La roja demostró ser infinitamente mejor que el segundo de su grupo. El próximo reto oficial, el Mundial
Bosnia 2-5 España
EFE - Bosnia EFE - Bosnia

La imbatible selección española ofreció un nuevo recital de fútbol en Bosnia (2-5), donde ni el frío ni el ímpetu de la selección que jugará la repesca frenaron a la 'Roja', guiada por la magia de Andrés Iniesta para firmar el pleno de triunfos -diez de diez- rumbo al Mundial de Sudáfrica.

El hambre de la generación de oro del fútbol español no tiene fin. El frío, las bajas, un césped convertido en pista de patinaje. Ningún condicionante es capaz de frenar a un grupo de jugadores que salta al campo a ganar siempre, que se divierte jugando al fútbol.

España tiene tantos líderes que ni las ausencias de futbolistas que forman la columna vertebral -Puyol, Xavi, Cesc, Villa y Fernando Torres- la desfigura. Por ahí aparece Casillas para demostrar quien es el mejor portero del mundo. Busquets en un despliegue físico en la presión inmejorable. Iniesta y Silva sacan pases imposibles de la chistera. Y cualquiera es capaz de asomar por el gol.

MUCHO GRITO Y POCO JUEGO

Bosnia se ha ganado a pulso la repesca. Ha fulminado a Turquía, semifinalista del último Mundial, y a Bélgica. Selecciones favoritas de antemano. En Zénica ha creado un pequeño infierno en un terreno con las medidas mínimas, donde los jugadores sienten el aliento de una afición que acabó rendida a la brillantez del juego español.

Era una fiesta del fútbol con España con pase sellado al Mundial y Bosnia a la repesca. Miroslav Blazevic, seleccionador bosnio, reservaba menos jugadores de lo previsto. Derrotar a la campeona de Europa es un caramelo que eleva la autoestima y salieron decididos. Provocaron que Casillas sacase su mejor versión el día que se quedó a un partido de ser centenario. El día que pasó a ser el jugador español con más triunfos, 70.

Hasta cinco intervenciones en acciones claras de gol llevaron las manos a la cabeza de los futbolistas bosnios y los 15.000 espectadores que crearon una olla a presión. Djeko y Pjanic con dos disparos colocados fueron las primeras víctimas.

Ficha técnica:

2 - Bosnia: Supic; Jahic, Nadarevic, Spahic, Salihovic (Hrgovic, m.73); Muratovic (Vladavic, m.66), Rahimic (Bajramovic, m.46), Misimovic, Ibisevic; Pjanic y Dzeko.

5 - España: Iker Casillas; Iraola, Albiol, Piqué (Sergio Ramos, m.77), Capdevila; Iniesta (Senna, m.66), Xabi Alonso, Busquets, Silva (Mata, m.82), Riera; y Negredo.

Goles: 0-1, m.13: Piqué. 0-2, m.14: Silva. 0-3, m.50: Negredo. 0-4, m.54: Negredo. 0-5, m.89: Mata. 1-5, m.90: Dzeko. 2-5, m.92: Misimovic.

Árbitro: Konrad Plautz (AUS). Mostró cartulina amarilla a Iniesta (63) por España.

Incidencias: último encuentro de la fase de clasificación al Mundial 2010 correspondiente al Grupo 5, disputado en el estadio Bilino Polje, lleno, con 15.000 espectadores en las gradas, 300 de ellos militares españoles del contingente de las tropas en Sarajevo.

Se cumplían diez minutos de sufrimiento, cuando apareció Iniesta. Sin Xavi ni Cesc en la organización, debía de asumir el peso del juego. Llegaba 'tocado', aún con el miedo en el cuerpo por un fuerte golpe en Armenia en la zona que le amargó el verano y le alejó de la Confederaciones. No fue al choque. Ni le hizo falta. Posee tanta calidad que primero enfrió el duelo y luego dio un recital.

DOS GOLES EN UN MINUTO

Iniesta pisa el esférico y anestesia a los rivales. Da sentido a cada balón que pasa por sus pies. Desata un fútbol de efectos devastadores. En un minuto, entre el 13 y el 14, España fulminó a Bosnia con el tímido Andrés al mando. Piqué remató a la red un centro de falta lateral medido de Xabi Alonso, antes de que Iniesta conectase con Negredo que dejó, con un pase al hueco, a Silva en un mano a mano ante Supic, que resolvió por bajo.

En un abrir y cerrar de ojos España había demostrado su calidad. Con una imagen acorde a su prestigio se adueñó del partido. Del Bosque introduce nuevas piezas que nunca desentonan. Busquets parece un veterano. No se cansa de robar balones apareciendo por todas las partes del campo. Negredo, en su primera titularidad, luchó hasta la extenuación hasta encontrar el premio del gol.

Antes hubo tiempo para que Silva e Iniesta se divirtiesen. Con la seguridad de tener a Casillas en la portería, sacando dos disparos de Misimovic, con el pecho, y uno a Ibisevic, que no creía como el capitán se tiró hacia la izquierda y en el último momento sacó una mano por la derecha para detener el disparo.

Del sufrimiento a la diversión gracias al toque con rapidez y la profundidad, Negredo rozó el palo con un taconazo, se topó con el larguero tras un testarazo y Riera perdonó el tercero solo, tras otra conexión Silva-Iniesta.

DOBLETE DE NEGREDO

Le quedaba dos impulsos a la luchadora Bosnia, reservados para los primeros minutos de la reanudación y el final del partido. El guión estaba escrito. Nada podía frenar a Iniesta, que aún tenía tiempo para poner a la afición rival a sus pies, robando el balón, encontrando hueco en el desmarque de Silva, que en el minuto 50 regaló el primer gol de Negredo con la absoluta.

Zénica fue testigo del inicio de la lucha de Negredo por colarse entre los elegidos para el Mundial. Dani Güiza tiene una dura competencia. Cuatro minutos después del primero firmó el doblete. Siempre en la zona del 9, tras pase de Riera. Fernando Torres en el banquillo con molestias es indiscutible, pero vio como el vallecano fue capaz de hacer lo que él no pudo en toda la fase de clasificación, que finaliza sin anotar.

Con el baile Bosnia se hundió por momentos, su afición ovacionó la brillantez de España y pese a espolear algún contraataque, vio como la goleada pudo ser aún mayor. Despidieron en pie y con cerrada ovación a Iniesta. Tras la polémica semana con el regreso de Xavi a casa antes de tiempo, cada cambio de Del Bosque estaba planificado.

Silva, Riera y Xabi Alonso, que chutó una falta al larguero, perdonaron. Negredo creó un pase medido que rompió la defensa, para agradecer a su íntimo amigo Mata su ayuda para una rápida integración, y regalarle el quinto gol.

Se despedía el partido cuando Casillas demostró que es humano. Encajó dos tantos seguidos, con disparo ajustado de Dzeko, y otro de Misimovic tras un mal rechace de la defensa. Nada que empañase la inmejorable imagen de una selección que pasa a la historia, bate récords camino de un Mundial, el de Sudáfrica, al que llega con cartel de favorito.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información