Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Copa Intercontinental cambia su sede a los Emiratos Árabes Unidos hasta 2010

  • Comité Ejecutivo de la FIFA en Sydney. Se acaba con el veto a jugar en altitud
EFE - Sydney EFE - Sydney

El Comité Ejecutivo de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), reunido en Sydney, confirmó las sedes de las Copas del Mundo de Clubes del 2009, 2010, 2011 y 2012. Durante una conferencia de prensa celebrada en esta ciudad, la FIFA confirmó que las Copas del Mundo de clubes del 2009 y 2010 se celebrarán en Abu Dhabi, Emiratos Arabes Unidos.

Por su parte, las correspondientes a los años 2011 y 2012, volverán a Japón, país anfitrion del evento desde sus comienzos. La candidatura de Australia no tuvo éxito al considerarse los factores de tiempo y distancia, ya que el torneo debe disputarse en una semana y los clubes de los diferentes contientes no tendrían tiempo suficiente para llegar a este país.

A vueltas con el 6 5.

Mientras, Blatter se mostró optimista sobre la aprobación de la regla 6 5 por la cual los clubes de fútbol deberán alinear a seis futbolistas que puedan jugar con la selección nacional de los respectivos países y cinco extranjeros. "Nuestro objetivo principal es buscar una solución para implementar la regla 6 5 sin enfrentarnos a grandes obstáculos, principalmente en donde rigen las regulaciones de la Unión Europea (UE)", manifestó Blatter.

"Estamos seguros de que todos estamos a favor de la norma 6 5 pero sin espíritu de confrontación", añadió Blatter. "El comité ejecutivo de FIFA apoya la regla 6 5 para que sea sometida a votación en el congreso. El congreso confirmaría la implementación de la regla y enviaría un mandato a la FIFA y a la UEFA para resolver este problema", agregó.

Sí a la altitud.

Además, la FIFA autorizó la suspensión temporal de la prohibición de jugar partidos por encima de los 2.750 metros de altura. Para sustituir dicha prohibición, Blatter ha propuesto un paquete de normas para jugar al fútbol "en condiciones extremas", que incluye el alto calor, humedad y frío y los altos niveles de polución.

El año pasado, la FIFA acordó la prohibición de jugar partidos por encima de los 2.750 metros de altitud en aquellos partidos en los que los equipos visitantes no disponen de tiempo suficiente para aclimatarse a una atmósfera pobre en oxígeno. Dichos partidos afectan a ciudades como la Paz, situada a 3.600 metros de altura; o Quito, a 2.830.

"Vamos a permitir jugar en la altura de La Paz en forma provisional, pero vamos a reabrir el debate para continuar analizando la situación", destacó Blatter.

"Debemos tener en cuenta los factores que pueden afectar a los jugadores de fútbol, tales como el calor, el frío, la humedad y la contaminación ambiental. La Comisión de Medicina integrará a la discusión el tema de la altura bajo la denominación "fútbol bajo condiciones extremas", continuó Blatter.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información