Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Madrid copia las artes de Ferguson

  • con Rooney y Hargreaves
Defensa  Central Defensa Central
El Manchester no es el club más idóneo para dar lecciones de ética. Después de amenazar al Madrid en un comunicado oficial, ellos deben haber olvidado que ficharon a Rooney y a Hargreaves de malos modos y peleándose con sus clubes de procedencia. Excusatio non petita, acusatio manifesta.

El vigente campeón de Europa, el ManU, que emitió ayer un comunicado en el que criticaba con dureza al Madrid por coquetear con Cristiano Ronaldo e, incluso, le amenazaba, con llevarlo ante la FIFA, no es el club más idóneo para dar lecciones de ética. El United está probando la misma medicina que ellos han utilizado en contrataciones pasadas, como las de Wayne Rooney y las de Owen Hargreaves.

El 31 de agosto de 2004, el Manchester presentaba a Wayne Rooney tras un verano calentito donde se peleó, por un lado, con el Newcastle, por su fichaje, y, por otro, con su club de procedencia, el Everton, que le acusó de negociar con el delantero a espaldas de ellos. Así que tras obligar a Rooney a revelarse contra su club y decir en público que quería jugar en un grande, el Manchester tuvo que abonar 40 millones de euros para contratar al jugador pero con un enfado considerable del Everton que no le gustaron ni las formas ni los modos utilizados por los de Ferguson.

UN AÑO DETRÁS DE HARGREAVES

Pero no sólo fue con Rooney. En verano de 2007, el ManU fichó a Owen Hargreaves tras un año detrás del futbolista británico y varias enfrentamientos con su club de procedencia, el Bayern de Munich, que no lo quería vender. El Bayern también amenazó con llevar al Manchester a la FIFA, ya que el mediocentro tenía contrato en vigor. Al final, la sangre no llegó al río y Manchester y Bayern llegaron a un acuerdo. Y es que desde el verano de 2006, tras el gran mundial que realizó Hargreaves con Alemania, Ferguson lo quiso traer para los diablos rojos, pero ni aquel verano ni en el emrcado de invierno, el Bayern accedió a venderlo. Finalmente, el jugador confesó su deseo de marcharse al Manchester y, como sucede siempre, el futbolista se marchó y acabó en el United.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información