Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Hércules gana al Sevilla

EFE EFE
El Hércules sumó tres puntos en su visita al Sevilla Atlético en un partido sin trascendencia clasificatoria para ninguno y en el que los alicantinos estuvieron muy efectivos ante la meta de Javi Varas.

Entre la excelente primera mitad de Ismael, los goles de Rubén Navarro y el notable segundo acto de Tote derrotaron a un rival que no perdía en la ciudad deportiva sevillista desde enero de 2007 y que en esta ocasión jugó toda la segunda mitad en inferioridad numérica por la expulsión al borde del descanso de Salva Sevilla.

Cuando apenas habían transcurrido dos minutos llego el primer gol del Hércules, logrado por Ismael tras aprovechar un despiste de la zaga filial.

El Sevilla Atlético no quería acabar la semana con una nueva derrota, después de la sufrida en la anterior jornada ante el Málaga en el Sánchez Pizjuán, y no tardó en empatar, gracias a Lolo al filo del cuarto de hora.

Con el paso de los minutos, el control del juego fue cada vez más de las jóvenes promesas de Fermín Galeote, porque el prometedor comienzo del Hércules duró apenas el tiempo que el Sevilla Atlético niveló la contienda.

Sin embargo, los locales carecieron del acierto necesario en el último pase para lograr el gol que les permitiera adelantarse en el marcador y fueron los de Andoni Goikotxea los que anotaron el segundo, obra de Rubén Navarro al filo de la media hora.

De ahí al final del primer acto destacó la rigurosa expulsión por roja directa a Salva Sevilla después de una entrada a un contrario del futbolista almeriense.

En la segunda parte, los sevillistas apostaron por la igualada sin mover el banquillo, pero fue el Hércules el que otra vez no falló y Rubén Navarro, en el 52, tras un medido pase de Tote, puso el 1-3.

Seis minutos después, Pablo Sánchez metió al filial otra vez en el pleito tras una buena internada por el costado zurdo de Armenteros (2-3).

Se acercó el pitido final y los hispalenses tiraron de banquillo para conseguir un empate ante un Hércules que se atrincheró en su parcela para mantener la renta lograda y buscar a la contra el gol que cortara de raíz las ilusiones del filial.

Al final, pesó más lo segundo que lo primero. Porque Tote, en el 84, rubricó el buen partido de los suyos y puso el 2-4, que fue maquillado cuatro minutos después por Fernando.

Incluso en la prolongación del choque Gallardo estuvo muy cerca de poner el empate a cuatro, pero esté no llegó y los tres puntos se fueron para Alicante.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información