Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La hora de España

  • Luis apuesta por el 4-4-2 y se decide por Senna en el medio centro
Alejandro Alcázar Alejandro Alcázar

Los españoles pasamos hoy de ser convidados de piedra a espectadores activos de esta Eurocopa que cumple su cuarto día de vida. Juega España con todo lo que eso conlleva. Una Selección que hasta hoy ha dividido nuestras pasiones, y según juegue se reforzarán convicciones o se buscará el escalón para subirse al vagón que toque. España debuta ante Rusia, hasta hace bien poco una selección del montón, pero que parece haber reunido un grupo de jugadores con cierto talento a las órdenes de un consumado mercenario de los banquillos, Guus Hinddink.

Luis Aragonés se ha dejado llevar por la corriente futbolística que ha impregnado nuestra competición esta temporada. Se ha agarrado al famoso ”˜tiki-taka”™ de Andrés Montes. Un estilo que se pasa del disfrute al sufrimiento en un pis pás, o viceversa. De ahí las dudas. El ”˜Zapatones”™, como prefiere que le llaman, está muy preocupado por el partido ante Rusia, consciente de que el torneo pasa por lo que ocurra hoy. Tiene tanto respecto a los rusos que igual hace que sean mejores de lo que son.

De Luis Aragonés a Guus Hiddink

Al seleccionador le ha costado, pero se ha decidido por el 4-4-2 y no el 4-5-1. Y se ha decidido por acoplar el esquema a los jugadores que tiene y no al contrario. Con Villa apuesta por dos puntas; sin Villa, por cinco centrocampistas. La otra duda ”˜existencial”™ de Luis ha sido elegir al medio centro. Probó en los dos últimos amistosos a Xabi Alonso, pero el ”˜cleenex”™ no satisfizo a su sensibilidad futbolística y, en el día de verdad, lo deshecha y prueba con Senna. Sentar a Alonso es culparle solapadamente de las dudas generadas por los centrales: Marchena y Puyol. Iker será el portero, mientras que Sergio Ramos, por la derecha, y Capdevilla, por la izquierda, los carrileros largos.


El holandés Guus Hinddink, primer entrenador que dirige a dos selecciones diferentes en una Eurocopa (Holanda 1996), también ha cambiado su dibujo y ha pasado del 3-5-2 al 4-5-1. Hiddink ha formado un grupo de jugadores que actúan en la competición doméstica salvo el centrocampista Saeko, que juega en el Nuremberg alemán. El técnico holandés no podrá contar con su capitán, Andrei Arshavin, que deberá cumplir dos partidos de sanción tras ser expulsado en el último partido clasificatorio para esta Eurocopa ante Andorra. Además, ha perdido a última hora al delantero Pavel Pogrebnyak, que quedó definitivamente descartado de la competición, debido a una lesión en el menisco izquierdo.

Cerrados y contragolpe

Por lo tanto, el técnico holandés pierde dos piezas de su rompecabezas, pero a Hinddink este tipo de retos le va bien porque ha demostrado que él apuesta por una idea y sacrifica a sus peones por ella. Por eso, intentará sujetar a España por todos los medios, empezando por Fernando Torres (hoy cumplirá 50 partidos con la camiseta nacional) sobre el que empleará un marcaje especial por medio Sergei Semak y cortar los suministros de balones a Villa. Un sistema de contención en toda regla con una línea defensiva de cuatro y cinco por delante, que se incrustarán con asiduidad con los más atrasados.

Por ahí tendrá que jugar con precaución España, porque la intención de los rusos, y sobre lo que Luis Aragonés ha puesto un énfasis especial, es cuidar los contragolpes rusos. Un juego en el que son temidos, por su velocidad y precisión en el pase en carrera. Por eso, España deberá presionar el balón cuando lo pierda para evitar sustos.

Que siga la racha

Históricamente Rusia nos trae buenos recuerdos por aquél gol de Marcelino (1964, 2-1 en el Santiago Bernabéu), que dio a España el único título continental y no continental que figura en nuestro historial. Pero al margen de ese triunfo, nos hemos enfrentado en ocho ocasiones con cuatro triunfos por una derrota.

Esperemos que las estadísticas no se tuerzan y que España sume su cuarto triunfo en el primera partido de sus participaciones en Eurocopas y mantenga la racha que lleva de 18 encuentros sin conocer la derrota. Fácil no será, pero tiene fútbol suficiente como para tumbar a Rusia y seguir presumiendo de ese apelativo que le han puesto de ser la Brasil europea.

Equipos probables:

España: Casillas; Sergio Ramos, Puyol, Marchena, Capdevila; Senna; Iniesta, Xavi, Silva, Villa; Torres

Rusia: Afinkeev; Anyukov, Shirokov, Kolodin, Zhirkov; Bistrov, Zyrianov, Semak, Igor Semshov, Bilyaletdinov; Pavlyuchenko.

Arbitro: Konrad Plautz (AUT)

Estadio: Tivoli Neu de Innsbruck, con capacidad para 30.000 espectadores.

Hora: 18.00 h.

TV: Cuatro

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información