Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La República Checa, pesadilla portuguesa

Defensa  Central Defensa Central
La selección de Portugal, que el próximo miércoles se enfrenta a la República Checa en la segunda jornada del Grupo A de la Eurocopa, tratará de tomarse la revancha de la derrota sufrida ante los checos en el torneo disputado en Inglaterra en 1996.

En aquella ocasión, 23 de junio de 1996, la selección checa se impuso en los cuartos de final de la competición por 1-0, con gol de Karel Poborsky en el único encuentro que ha medido hasta el momento a ambos combinados tanto en competición oficial como en partido amistoso.

Entonces, la República Checa se convirtió en la revelación de la competición y tan sólo un gol de oro conseguido por el alemán Oliver Bierhoff en la final (2-1) le privó de alzarse con el título.

Sin embargo, sí que existen más antecedentes de enfrentamientos entre ambas selecciones bajo la denominación de Checoslovaquia y hasta en nueve ocasiones midieron su fuerzas lusos y checos con un igualado balance de tres victorias, tres derrotas y tres empates por bando.

Historia

El primero de estos enfrentamientos fue un amistoso disputado en Lisboa en 1930 y en el que se impusieron los locales por 1-0 mientras que el último tuvo lugar en el mismo escenario en 1989 en partido clasificatorio para el Mundial de Italia de 1990 y que concluyó con empate sin goles.

Tras disputarse la primera jornada, Portugal y la República Checa se encuentran empatados al frente de la clasificación de su grupo, aunque los portugueses son líderes por su mayor victoria ante Turquía (2-0), ya que los checos vencieron a Suiza por la mínima (1-0).
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información