Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Croacia se anima con música ultranacionalista

EFE EFE
El seleccionador croata Slaven Bilic tuvo que recurrir a la música para levantar la moral a sus jugadores pese a su victoria por un gol ante la anfitriona Austria, en su primer partido en la Eurocopa 2008.

El penalti con el Croacia marcó el gol de la victoria fue el único tiro contra la portería austríaca, dato que refleja el regular juego del equipo visitante y explica la pesadumbre de los croatas.

"Cantad, hemos ganado" animó Bilic a los suyos tras el partido de ayer en Viena.

El técnico croata explicó en rueda de prensa posterior al encuentro que se percató sus futbolistas "no estaban completamente satisfechos".

La música elegida por Bilic fue del cantante croata Marko Perkovic, alias Thompson, y conocido por sus polémicas letras de enfervorecido nacionalismo fronterizo con posturas fascistas.

Patria y bandera

La música de Thompson, plena de referencias a la patria, la tierra y la bandera, es considerada por muchos una apología de los "ustashi", los fascistas croatas que apoyaron a los nazis durante la II Guerra Mundial.

El pasado mayo, durante un concierto en la plaza central de Zagreb, el cantante llegó a pedir a su público que rezaran por el general Mirko Norac, condenado a una pena de siete años de cárcel por participar en los crímenes de guerra cometidos por el Ejército croata contra ciudadanos serbios en 1993.

Perkovic, un antiguo camarero, saltó a la fama cuando en 1991 como combatiente de unidades independentistas croatas en la guerra contra fuerzas serbias (1991-1995) compuso una popular canción patriótica, y su nuevo apodo lo recibió por el fusil ametrallador británico tipo "Thompson" que llevaba en los combates. Sus conciertos han sido prohibidos en varios países europeos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información