Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El '7' pesa mucho en el Bernabéu

  • Villa vuelve a ver frustada su ocasión para adelantar a Raúl
Villa vuelve a ver frustada su ocasión para adelantar a Raúl
Naza Diaz Naza Diaz

 Desde luego no sería en el estadio de Chamartín donde el asturiano ultrajase el mítico dorsal del mito internacional merengue. Parece ser que la ansiedad y el peso de convertirse máximo goleador nacional pueden con su puntería.

 

 

 

El delantero de la Selección Española, David Villa, volvió a quedarse a las puertas de marcar su tanto número 45 con la Roja, lo que le situaría como el máximo realizador del combinado nacional. Raúl sigue compartiendo con él el primer puesto del ranking de goleadores.

Anoche la Selección jugó en el Santiago Bernabeu un partido amistoso contra Colombia. El Guaje Villa volvió a saltar al campo con la casaca roja con el objetivo en mente de batir la legendaria marca de Raúl González Blanco. Una vez más, el desacierto y los postes pudieron con él. Habrá que esperar...

 Sus compañeros le buscaron y asistieron durante los 56 minutos que jugó. Nada...

 Al cuarto de hora de partido, Andrés Iniesta le servía un balón entre líneas. El asturiano regateó al guardamenta rival y a puerta vacía se topó con el poste derecho. Tras recoger el rechace, su disparó, de nuevo sin oposición, se marchó fuera. Erró una ocasión clarísima, un gol cantado... al igual que le ocurrío en el partido contra Lituania. ¿Casualidad?

 

 No iba a ser su noche y mucho menos en el estadio del Real Madrid. El espíritu blanco no podía permitir que se levantase la leyenda del eterno '7' de España en la que siempre ha sido su casa. Y así ocurrió. Es la magia del fútbol, aquella casualidad que altera circunstancias que rozan lo inexplicable. Ayer Villa no podía marcar, no debía marcar, porque así estaba escrito. En cualquier otra circunstancia lo habría hecho sin problemas, el esférico no habría tocado el palo, el rechace no se le habría ido fuera... ayer sí. 

 El mítico dorsal se resiste a cambiar de dueño. Aguanta el tirón como puede y no iba a ceder en su propio terreno. La elástica de la Roja pesa y aunque David es todo un veterano portándola con orgullo, no iba a ser tan sencillo superar la histórica marca y menos en el Santiago Bernabeu. No eran los planes del destino. Ocurrirá otra noche, sin duda, pero la de ayer, precisamente no.

 

 Muchos apuntaban tras el Mundial que no habría gran dificultad para que el delantero alcanzara la cifra de 45 goles. A pesar de estar rodeado de la mejor selección de la historia de España aún no lo ha logrado. Villa acabará batiendo la marca,es obvio. Salvo catástrofe mayúscula, algún día serán suyos esos 45 tantos.

   Anotará ese gol y muchos más. Sin restar méritos al de Tuilla, hay que tener muy en cuenta las circunstancias que rodean actualmente al ariete y preguntarnos ¿dónde estaría el listón que habría dejado el actual jugador del Shalke si hubiese tenido tras de sí un equipo de tan alto nivel?

  Villa tiene bastante calidad que se engrandece con aquellos que le rodean. Raúl también la tenía, y más incluso. Pero el equipo no acompañaba como lo hace ahora. 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información