Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pieter Vink mediará entre suecos y españoles

Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central

Ex agente de policía y amante del golf. Así es Pieter Vink, el colegiado encargado de dirimir entre suecos y españoles el próximo sábado en lo que será el segundo partido en la Eurocopa para la Roja, disputado en el Nuevo Tivoli de Innsbruck. Será también el segundo encuentro para Vink, tras arbitrar el Austria-Croacia.

El holandés, de 41 años, habla, además de su idioma nativo, inglés y alemán. Combinó la ley y el orden dentro y fuera de los terrenos de juego desde 1987 hasta 2001, año en el que dio el salto a la Eredivise A, Primera División holandesa, centrándose de lleno en el mundo del arbitraje. En su país tiene fama de estricto, aunque es uno de los más valorados, como muestran varios de sus galardones.

Internacionalmente, se convirtió en colegiado de la FIFA en 2004, debutando ese mismo año en un partido de UEFA. Entre sus hitos deportivos figura haber arbitrado el partido inaugural del nuevo estadio de Wembley, en el que se enfrentaron las selecciones sub 21 de Inglaterra e Italia.

Esta temporada le hemos podido ver arbitrando el duelo inglés en Liga de Campeones entre Arsenal y Liverpool, en el Emirates Stadium, partido en el que creó polémica al no ver un penalti clarísimo sobre Hleb. De cerca nos tocó a los españoles cuando le tocó arbitrar el Barcelona-Celtic, en octavos de final de la Champions. O el Werder Bremen-Real Madrid de la quinta jornada de la misma competición.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información