Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El árbitro mantiene vivo el Grupo B

  • Un penalti riguroso en el descuento permitió el empate de Austria, que estuvo entregada a Polonia durante 60 minutos. Las dos selecciones, junto a Alemania, llegan con opciones de clasificarse a la última jornada.
Alberto Piñero - La crónica Alberto Piñero - La crónica


El gol en fuera de juego de un gran Guerreiro hundió a una Austria que pudo sentenciar en los primeros minutos del encuentro, y que no encontró fuerzas para levantarse del golpe sufrido. Sólo el árbitro con un penalti riguroso en el último minuto mantuvo con vida a los anfitriones en su Eurocopa. Con Croacia clasificada, los otros tres equipos llegan con opciones a la última jornada.






El encuentro llegaba con la etiqueta de ser el menos vistoso de la Eurocopa, pero un inicio trepidante apuntaba todo lo contrario. Austria es la peor selección de las dieciséis en el ránking FIFA, varias veces han manifestado sus jugadores que les valía con dar una imagen decente ante su afición, y cualquier equipo sin nada que perder es peligroso. Polonia a punto estuvo de dar buena cuenta a los quince minutos, ya que los anfitriones se lanzaron a tumba abierta a por el encuentro.



Unos Kormatz e Ivanschit en plan estelar se hicieron con el balón, y llevaron a los pies de Hernik, en dos ocasiones, y a Leitgeb delante del portero polaco. Tres ocasiones clarísimas desbaratadas por el guardameta Boruc que pudieron haber decantado la balanza del lado austríaco, que estaba llegando con mucha verticalidad al área contraria. El único pero es que Austria carece de calidad -Hernik mismamente, su delantero titular hoy, juega en el equipo amateur del Werder Bremen-, y claro, le cuesta definir... y defender.



Porque el fútbol no sabe de justicia, sólo sabe de goles. Y en la única llegada de los polacos al minuto 30 de partido, perforaron la portería de los anfitriones. Saganowski bajó con el pecho un centro lateral en el área ante la mirada de seis defensas austríacos, y con un recorte y un disparo mordido, el balón le llegó a Guerreiro, que estaba en fuera de juego, que sólo tuvo que empujar la bola al fondo de la red.



Austria se desinfló con el gol






El gol le pesó mucho a Austria, que se vino un poco abajo. Polonia entonces mantuvo la bola en su poder, aprovechándose del cansancio rival para controlar el partido. En la segunda mitad, el equipo anfitrión terminó de disolverse por completo. Ivanschit, fundido físicamente, desapareció por completo y con él la gran parte del ataque austríaco, que confió todas sus posibilidades a un milagro aislado a la contra, porque Polonia era dueño y señor del partido.



Cada vez que Guerreiro tocaba el balón la zaga local temblaba, y pudo llegar el gol de la sentencia en dos jugadas a balón parado si no llega a ser por las intervenciones de Macho, el guardameta de Austria. Los anfitriones estaban cada vez más entregados a su trágico destino, incapaces de consumar la salvación. Pero el milagro llegó del silbato del colegiado, que decretó un riguroso penalti. Cuando Austria estaba volcada en el área polaca en el tiempo de descuento, un balón colgado generó un barullo en el área que el árbitro resolvió con la pena máxima por agarrón. El veterano Vastic engañó al portero y puso el empate en el marcador, dejando todo en el aire para la última jornada. Alemania y Austria se enfrentan y ambos tienen opciones de clasificarse, mientras que Polonia debe ganar a Croacia y esperar.



- La ficha:



1 - Austria: Macho; Garics, Prödl, Stranzl, Pogatetz; Ivanschitz (Vastic, m.64), Aufhauser (Säumel, m.74), Leitgeb, Korkmaz; Harnik, Linz (Kienast, m.64)



1- Polonia: Boruc; Wasilewski, Jop (Golanski, m.45), Bak, Zewlakow; Dudka, Lewandowski, Roger (Murawski, m.85), Krzynowek; Saganowski (Lobodzinski, m.83), Smolarek



Goles: 1-0, m.30: Roger Guerreiro, 1-1: m.92: Ivica Vastic, de penalti.



Árbitro: Howard Webb (Inglaterra). Mostró cartulina amarilla a Korkmaz (m.56), Wasilewski, (m.58), Krzynowek (m.62) y a (m.X).



Incidencias: Asistieron al encuentro más de 51.400 espectadores, en partido correspondiente a la segunda jornada del grupo B, disputado en el estadio Ernst Happel de Viena.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información