Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El portero polaco abandona la concentración

  • Para conocer a su hijo recién nacido
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
El guardameta de la selección polaca, Artur Boruc, abandonó momentáneamente la concentración con su equipo para volar a su país y conocer a su hijo recién nacido. Según informó hoy la radiotelevisión austríaca ORF, el portero del Celtic Glasgow, que tuvo una brillante actuación en el encuentro que su equipo disputó el jueves contra Austria, voló ayer a Varsovia para ver a su hijo Alex, nacido el pasado miércoles.

Según el entrenador del combinado polaco, Leo Beenhakker, el cancerbero llegará esta misma tarde a Bad Waltersdorf, la localidad balneario al sur de Viena donde tiene su cuartel general el equipo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información