Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ni Polonia se creyó su propio milagro

  • Croacia dominó de cabo a rabo el partido y se planta ante Turquía en cuartos con 9 puntos y la moral por las nubes. Polonia estuvo desaparecida todo el encuentro y abandona la Eurocopa con una pobre imagen
Alberto Piñero - La crónica Alberto Piñero - La crónica
No hubo milagro ni sueño polaco en la última jornada. Croacia dominó durante 60 minutos a pesar de estar clasificada y Klasnic se encargó de dilapidar las pocas opciones que tenía Polonia de clasificarse. Los otros 30 minutos de partido, Croacia se dedicó a pensar en su rival de cuartos, Turquía, ante la inoperancia rival.



Es cierto que Polonia lo tenía difícil para clasificarse, pero su problema fue que no se creyeron su propio sueño en ningún momento. Como en Matrix, a los jugadores les costó discernir la realidad de la ficción, pero a diferencia de Neo, Leo Beenhakker cogió la pastilla azul hace cuatro días ya, porque da la sensación de que ni con seis trilogías Polonia podría haber batido a Croacia, lo que era sólo una de las condiciones para llegar a los cuartos de final.



Croacia ya tenía la primera plaza del grupo asegurada y había reservado a todas sus figuras, sin embargo, dominó la primera parte de cabo a rabo. Se suponía que los polacos debían haber acosado incesantemente a los balcánicos, pero no inquietaron en ningún momento la portería de Runje, e incluso se podían haber llevado un par de goles al descanso de parte de Pranjic y Klasnic si no llega a ser por Boruc, un portero para tener en cuenta.





Y fue al principio de la segunda mitad cuando definitivamente todas las ilusiones de Polonia se fueron al limbo. Primero al minuto 48 de partido, cuando Ballack destrozó la portería austríaca en Viena, y cuatro minutos más tarde cuando Klasnic ponía el 1-0 para Croacia. Con 40 minutos por delante, los polacos necesitaban que Austria metiera dos goles a Alemania, y que ellos metieran tres a los croatas. Si Beenhakker no se llevó a sus hombres al vestuario entonces fue por respeto al país que estaba detrás, pero él y todos sabían que el partido, y su Eurocopa, habían muerto con esos dos zarpazos.

Polonia se acercó un poco más a puerta toda vez que Croacia bajo un poco los brazos, pero no obtuvo ningún premio a su empeño. Por su parte, los balcánicos llegan a los cuartos de final contra Turquía con nueve puntos y la moral por las nubes. Tras los amistosos previos a la EURO y el primer partido contra Austria, en los que se recogieron muchísimas dudas, Croacia ha demostrado que tiene sus opciones si jugadores como Srna, Modric, Corluka, Kovac y Kranjcar están enchufados como contra Alemania, y que además tiene profundidad de banquillo como hoy contra Polonia, sobre todo con Klasnic, que reaparecía con la selección tras dos trasplantes de riñón y ha cuajado un partido de bandera.


- Ficha técnica:

0. Polonia: Boruc; Wasilewski, Zewlakow, Wawrzyniak, Saganowski (Zahorski m. 69); Dudka, Lewandowski (Kokoszka m. 46), Krzynowek; Lobodzinski (Smolrek m. 55), Murawski y Guerreiro.

1. Croacia: Runje; Simic, Vejic, Knezevic (Corluka m. 27), Pranjic; Leko, Pokrivac, Vukojevic, Rakitic; Petric (Kalinic m. 74) y Klasnic (Kranjcr m. 74).

Goles: 0-1: m. 54, Klasnic

Árbitro: Kyros Vassaras (GRE). Enseñó tarjeta amarilla a Lobodzinski, Lewandowski, de Polonia, y a Vejic y Vukojevic, de Croacia

Estadio: Worthersee de Klagenfurt.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información