Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Noche gris entre Brasil y Argentina

  • Eliminatorias del Mundial 2010
EFE EFE
Brasil y Argentina firmaron un empate sin goles por las eliminatorias del Mundial de 2010, en un partido en el que predominaron los fuertes marcajes en la medular y en el que los dos equipos acusaron falta de creatividad.

Tanto Dunga como Alfio Basile introdujeron cambios en sus respectivas alineaciones, con el objetivo de mejorar la imagen que dieron ambos conjuntos en sus compromisos del pasado fin de semana, cuando la verdeamarilla perdió por 2-0 contra Paraguay y la albiceleste empató en casa ante Ecuador.

Ambos robustecieron la zona ancha. El brasileño apostó por dar entrada a hombres fuertes, como Julio Baptista en la media punta y Adriano en la delantera, mientras que el argentino encomendó la manija del equipo a Jonás Gutiérrez, para acompañar a Riquelme, y la punta a Julio Cruz, en detrimento de Sergio Agüero.

Con más vocación ofensiva, Brasil asumió la batuta del partido, pero encontró muchas dificultades para superar el fuerte marcaje de los argentinos en el centro del campo.

Primero Anderson y después Diego, que lo sustituyó en la primera mitad después de que se torciera el tobillo, estuvieron marcados de cerca por la pareja de volantes argentinos formada por Fernando Gago y Javier Mascherano, que desarmaron de forma eficiente a los brasileños en la línea de creación.

Los argentinos solo permitieron dos ataques con peligro en la primera mitad, fruto de dos acciones rápidas encabezadas por Robinho.

En la primera, el madridista regateó en la frontal del área y le sirvió la bola a Julio Baptista, que remató a bocajarro pero se topó con una mano providencial de Abbondanzieri. El rechace le cayó a Robinho, que remató al cuerpo del portero.

El delantero llegó a la línea de fondo y superó en el uno contra uno al guardameta argentino fuera del área grande. Sin embargo, al salir del regate, el delantero fue cercado y desarmado por tres zagueros rivales.

Los duros marcajes y las constantes faltas en ambos bandos volvieron a dificultar la circulación del balón en la segunda mitad, aunque en los primeros compases las dos selecciones buscaron con más ahínco el área rival.

Julio Cruz tuvo una ocasión clara, después de un servicio de Riquelme, pero su disparo seco se perdió por encima del larguero.

Julio Batista contestó con un tiro de falta envenenado que obligó a lucirse a Abbondanzieri, mientras que Messi, en el lado contrario, dispuso de una buena ocasión, pero se perdió por la línea de fondo.

Este fue el primer empate a cero entre Brasil y Argentina en veinte años.

Alineaciones:

0.Brasil: Julio César; Maicon, Lucio, Juan, Gilberto; Gilberto Silva, Mineiro, Anderson (Diego, m.33, Daniel Alves, m.78), Julio Baptista; Robinho y Adriano (Luis Fabiano, m.70). Seleccionador: Carlos Caetano Bledorn Verri "Dunga".

0.Argentina: Roberto Abbondanzieri; Javier Zanetti, Nicolás Burdisso, Fabricio Coloccini, Gabriel Heinze; Fernando Gago, Javier Mascherano, Jonás Gutiérrez, Juan Román Riquelme (Sebastián Battaglia, m.82); Lionel Messi (Rodrigo Palacio, m.90) y Julio Cruz (Sergio Agüero, m.67). Seleccionador: Alfio Basile.


Árbitro:
el colombiano Óscar Julián Ruiz, auxiliado en las bandas por sus compatriotas Wilson Berrío y Rafael Rivas. Amonestó a Juan (m.19), Adriano (m.53) de Brasil; Julio Cruz (m.25), Fernando Gago (m.59), Javier Mascherano (m.61), Jonás Gutiérrez (m.87) de Argentina.

Incidencias: Partido de las eliminatorias del Mundial de 2010 jugado en el estadio Governador Magalhães Pinto "Mineirão" de la ciudad de Belo Horizonte, ante unos 53.000 espectadores. Presenciaron el partido desde la grada el brasileño Pelé y el entrenador portugués del Inter de Milán, José Mourinho.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información